Italia permite a los 177 inmigrantes atracar en puerto, pero no desembarcar

Los inmigrantes no podrán pisar tierra hasta que la UE ofrezca una solución de reubicación para estas personas,

.Inmigrantes desembarcan del buque de la guardia costera italiana Diciotti en el puerto de Catania, Italia, el 13 de junio de 2018
Inmigrantes desembarcan del buque de la guardia costera italiana Diciotti en el puerto de Catania, Italia, el 13 de junio de 2018

Los 177 inmigrantes que esperan desde hace cinco días un puerto seguro a bordo de un barco de los guardacostas italianos no desembarcarán en Catania (Sicilia) hasta que la Unión Europea decida repartirlos entre diversos países

La decisión de autorizar un puerto italiano para los barcos que socorren a inmigrantes en el mar depende del Ministerio de Infraestructuras y también del de Interior. Así, el ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, informó este lunes en Twitter de que el Gobierno autorizaba al barco de los guardacostas llegar al puerto siciliano de Catania.

Momentos después, fuentes oficiales confirmaron que el Ministerio del Interior italiano no había dado ninguna autorización para desembarcar «ni la dará hasta que no tenga la certeza de que los 177 inmigrantes irán a otros países» comunitarios.

Los inmigrantes no podrán pisar tierra hasta que la UE ofrezca una solución de reubicación para estas personas, igual que se ha hecho en recientes ocasiones, como la semana pasada con el barco Aquarius, que atracó en Malta solo después de que seis países, entre ellos Italia, decidieron acoger a los 141 salvados que iban a bordo.

El ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, está aplicando mano dura contra la inmigración ilegal desde que ostenta el cargo, hace menos de tres meses, con el objetivo de frenar los flujos migratorios que llegan de África a Europa a través de Italia. Mantiene además los puertos italianos cerrados a las ONG que llevan a inmigrantes salvados en el mar a bordo, pero esta era la primera vez que el Gobierno italiano impedía llegar a un puerto a una nave de su propia Armada.

El jueves, el barco Diciotti se hizo cargo de estos inmigrantes, que habían sido socorridos por otros dos barcos de la Capitanía de Puerto cuando se encontraban en dificultades en aguas de Malta, según el Ministerio del Interior italiano. El Ejecutivo italiano, formado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga, argumentó entonces que debían ser las autoridades de Malta las que se hicieran cargo de estas personas.

Sin embargo, el ministro del Interior maltés, Michael Farrugia, afirmó que su país no tenía la obligación de recibir a estas personas y acusó a Italia de haber interceptado a los inmigrantes irregulares en aguas maltesas, «pero solo para impedirles entrar en aguas italianas», ya que la embarcación no estaba pidiendo ser rescatada.

Salvini afirmó este lunes en una entrevista en televisión que el Gobierno italiano permitiría que estos 177 inmigrantes llegaran a un puerto italiano si después eran repartidos entre los países comunitarios, «bajo el espíritu de la solidaridad de la UE». Subrayó también que Italia ya ha cumplido al acoger a más de 700.000 personas llegadas a través del Mediterráneo en los últimos años y reiteró que, si no había respuesta por parte de los Estados europeos, estos inmigrantes serían devueltos a Libia.

Salvini amenaza con enviar a Libia a 177 emigrantes rescatados por la Guardia Costera italiana

Europa Press
.

La entrega de náufragos a Libia supondría una violación de la Convención de Ginebra porque el país no está considerado un refugio seguro

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha advertido de que podrían devolver a un puerto libio a los 177 inmigrantes rescatados por el 'Diciotti' de la Guardia Costera italiana si Bruselas no compromete más ayudas para la acogida.

«O Europa decide seriamente ayudar a Italia en términos concretos comenzando por los 180 inmigrantes que están a bordo del Diciotti o nos veremos obligados a hacer lo que acabará definitivamente con el negocio de los contrabandistas, es decir, llevar a un puerto de Libia a la gente recatada en el mar», ha afirmado, según recoge la prensa italiana.

Seguir leyendo

Tal decisión violaría los acuerdos internacionales y de la Comisión Europea sobre que ningún barco europeo puede desembarcar a personas en Libia, país que no se considerado un puerto seguro. Aún así, Salvini justificó que «los acuerdos internacionales, que tienen 20, 30, 40 y en algunos casos hasta 50 años de historia, se pueden cambiar visto que el mundo ha cambiado y también la inmigración».

La portavoz de la Comisión, Tove Ernst, dijo este lunes que la institución está apoyando a Italia y otros países miembros en la coordinación del desembarco de la nave de la Guardia Costera.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Italia permite a los 177 inmigrantes atracar en puerto, pero no desembarcar