Al menos diez muertos por la crecida repentina de un río en Italia

Hay además once personas heridas, cinco de ellas graves

Diez muertos y cinco desaparecidos tras la crecida repentina de un río Más de veinte excursionistas, incluidos dos niños, tuvieron que ser rescatados. Se investiga si pudo haber responsabilidad penal. Varios testigos aseguran que no se daban las condiciones para estar en la zona

El balance final tras el desbordamiento de un río este lunes en el sur de Italia es de diez muertos y once heridos, cinco de ellos graves, confirmaron hoy a EFE fuentes del departamento de Protección civil.

Los equipos de Protección civil habían señalado en un primer momento que el número de fallecidos era de once, pero luego dijeron que se había tratado de un error y corrigieron la cifra a diez.

Hay además once heridos que están hospitalizados en distintos centros del país, de los que cinco se encuentran graves.

Las mismas fuentes aseguraron que ya han acabado las labores de búsqueda de desaparecidos porque las tres personas de las que inicialmente se desconocía su paradero fueron localizadas en la región italiana de Basilicata y no formaban parte del grupo de excursionistas afectados por el suceso.

Los hechos ocurrieron este lunes, cuando los excursionistas que estaban visitando las gargantas del río Raganello, en la región italiana de Calabria (sur), se vieron sorprendidos por el desbordamiento del torrente, causado por las fuertes lluvias.

Las gargantas del río Raganello forman un área natural protegida que se extiende a lo largo de 1.600 hectáreas y un cañón de 13 kilómetros de longitud y que está ubicada en el Parque nacional del Pollino.

Durante el verano, esta zona es visitada por numerosos turistas, «pero las crecidas del torrente se dan solo en invierno y nunca había pasado en esta época del año», explicó el responsable del equipo de rescate alpino de Calabria, Luca Franzese.

Sin embargo, las fuertes lluvias provocaron una crecida y el nivel del torrente subió dos metros en poco tiempo, y «era imposible que se dieran cuenta del peligro porque en esa zona no estaba ni lloviendo», añadió Franzese.

La Fiscalía ha abierto una investigación para determinar si existe algún tipo de responsabilidad penal, ya que varios testigos han asegurado que no se daban las condiciones para estar en la zona. «Debemos entender por qué estaban allí los excursionistas a pesar de las malas condiciones climatológicas», ha declarado la alcaldesa de Cosenza, Paola Galeone, según Il Corriere della Sera

La garganta del Raganello es un cañón de unos 17 kilómetros que desemboca en la localidad de Civita. El responsable del Gobierno de Calabria, Nicola Irto, ha reconocido que «el mal tiempo ha transformado el cañón en una trampa».

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha expresado su «tristeza» por la «tragedia» y ha dado las gracias a los servicios de emergencia. «El Gobierno está cerca de las familias de las víctimas y de los heridos», ha destacado el mandatario en Twitter.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Al menos diez muertos por la crecida repentina de un río en Italia