Los ataques rusos sobre Idlib anuncian la batalla final de la guerra siria

La ONU pide a Putin y a Erdogan que eviten una catástrofe humanitaria

.

redacción / La Voz

Idlib será la última gran batalla de la guerra siria. La definitiva para Bachar al Asad y sus aliados ruso e iraní. También la peor catástrofe humanitaria del siglo, según alerta la ONU. «Intentemos evitar que acabe en baño de sangre», pidió el mediador, Staffan de Mistura. Rusia e Irán no dan su brazo a torcer y siguen adelante con sus planes sobre la provincia que describen como «un nido de terroristas». En los últimos días cientos de tropas se han posicionado en los límites del último gran bastión rebelde, en espera de la luz verde de Damasco. Ayer aviones de guerra rusos llevaron a cabo unos 40 ataques aéreos en 20 zonas de la provincia para preparar el terreno de la ofensiva terrestre. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), cuatro civiles murieron y ocho resultaron heridos.

En los últimos tres años de guerra, Idlib se ha convertido en refugio de los combatientes y sus familias que se fueron rindiendo en plazas como Alepo. Se calcula que tres millones de civiles, el doble de la que residía antes del inicio del conflicto, viven en esta provincia fronteriza con Turquía. La ONU lleva un mes alertando de que la operación militar podría provocar el desplazamiento de más de 700.000 personas. Mistura llamó a Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan a utilizar su influencia para evitarlo, antes de reunirse el viernes con el presidente iraní en una cumbre clave en Teherán. «Una llamada telefónica entre ellos lo cambiaría todo», dijo. Donald Trump añadió presión. «Los rusos y los iraníes cometerían un grave error humanitario», escribió en un tuit. También avisó a Al Asad de que responderá de forma «rápida y apropiada» en caso de ataque químico. EE.UU. convocó para el viernes al Consejo de Seguridad de la ONU.

La suerte de Idlib preocupa a Ankara, que teme la llegada de tropas de Al Asad y también una éxodo descontrolado. Mientras sigue reforzado sus equipos de guerra en la frontera, estaría en negociaciones con el grupo Hayat Tahrir al Sham (HTS), heredero del Frente al Nusra, exfilial de Al Qaida, su retirada de la región, según el director del OSDH. Los grupos yihadistas se han agrupado en el Frente Nacional de Liberación para afrontar la ofensiva. En el otro bando, las unidades de élite están al mando del general Suheil al Hasán, alias el Tigre, que ya lideró ofensivas como la de Alepo.

Ataque israelí

En medio de la preocupación por la ofensiva Idlib, Israel lanzó un nuevo ataque contra posiciones de Irán en Siria. Cinco misiles lanzados por aviones israelíes fueron interceptados en la localidad de Wadi Aiyun, en la provincia central de Hama, según la agencia oficial de noticias, SANA. Las fuentes sobre el terreno del OSDH informaron que el blanco de los ataque fueron posiciones iraníes y agregó que los aviones entraron a través del espacio aéreo del Líbano. Según Haaretz, también fueron atacados centros militares en la ciudad costera de Baniyas.

El Gobierno de Netanyahu, como es habitual, no emitió confirmación alguna. Durante el último año y medio, el Ejército israelí atacó más de 200 objetivos y disparó 800 misiles y granadas de mortero en suelo sirio, según contó un alto cargo a Times of Israel. Los objetivos fueron centros y armamento de Irán y Hezbolá.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

Los ataques rusos sobre Idlib anuncian la batalla final de la guerra siria