May acusa a la inteligencia militar rusa del ataque a los Skripal en suelo británico

Las autoridades del país aclaran que no pedirán la extradición de los dos sospechosos

.Equipos de emergencia en los alrededores del domicilio de los Skripal, el 8 de marzo
Equipos de emergencia en los alrededores del domicilio de los Skripal, el 8 de marzo

Los fiscales británicos han identificado a dos ciudadanos rusos como los presuntos sospechosos de intentar asesinar al exespía ruso Sergei Skripal y su hija el pasado mes de marzo, aunque han aclarado que no pedirán su extradición, dado que Rusia no extradita a sus ciudadanos. La primera ministra británica, Theresa May, ha avanzado la conclusión de la investigación: los dos sospechosos del ataque pertenecen a GRU, el servicio de inteligencia militar de Rusia.

Los dos sospechosos son Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, a quienes los fiscales acusan también de intentar asesinar a un oficial de Policía. Los fiscales han emitido órdenes de arresto europeas en su contra.

La noticia de la identificación de los dos sospechosos del envenenamiento se produce después de que este martes la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmara que el mismo agente químico utilizado contra Skripal y su hija, hallados inconscientes en marzo en la ciudad inglesa de Salisbury, fue localizado también meses más tarde en Amesbury, donde otras dos personas resultaron intoxicadas --una de ellas terminó falleciendo--.

Los resultados de los análisis realizados en los laboratorios de la OPAQ confirman las conclusiones de Reino Unido. «El complejo químico muestra las mismas propiedades tóxicas de un agente nervioso», dijo la organización, sin identificar que se trate del agente Novichok, de fabricación rusa.

Las autoridades británicas culparon a Rusia del envenenamiento de Sergei Skripal y de su hija, Yulia, a principios de marzo de 2018. Pese a las tareas de limpieza realizadas por los expertos, a finales de junio se confirmó un segundo caso de intoxicación en Amesbury cuyo origen habría estado en una botella localizada en casa de una de las víctimas.

El opositor ruso Udaltsov comienza a ingerir agua

El opositor ruso Serguéi Udaltsov, en huelga de hambre «seca» (sin consumo de líquidos) en una cárcel de Moscú desde hace tres semanas, ha comenzado a beber agua, informó hoy su esposa.

Según Anastasia Udaltsova, el opositor tuvo que suavizar la protesta, declarada el pasado 14 de agosto, debido al deterioro de su salud y los resultados «insatisfactorios» de los chequeos médicos que le fueron practicados durante su tercera hospitalización desde el inicio de la huelga de hambre.

«Ha comenzado a beber agua, pero no se plantea abandonar la huelga de hambre», precisó Udaltsova en una declaración recogida por medios rusos.

El opositor, líder del Frente de Izquierdas, inició la huelga de hambre después de que un Tribunal aprobara su arresto administrativo durante 30 días por organizar, el pasado 28 de julio, una acción no autorizada contra la reforma de las pensiones en Rusia. Durante esa protesta, que no había recibido luz verde de la alcaldía, Udaltsov quemó «retratos de personas parecidas a miembros del Gobierno» ruso, según el Tribunal.

Udaltsov ya cumplió cuatro años y medio de cárcel por participar en mayo de 2012 en disturbios en medio de las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la URSS. Los seguidores del Frente de Izquierdas, junto con los comunistas rusos, participaron el pasado domingo en Moscú en una manifestación contra la subida de la edad de la jubilación en Rusia, donde exigieron al Gobierno renunciar a la polémica iniciativa y liberar a Udaltsov.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

May acusa a la inteligencia militar rusa del ataque a los Skripal en suelo británico