El tifón Jebi zarandea Japón sin piedad

La tormenta de este tipo más potente de los últimos 25 años ya deja siete muertos

Jebi deja graves daños en Japón Es la tormenta de este tipo más potente de los últimos 25 años

shanghái / colpisa

Pocos países están mejor preparados que Japón para hacer frente a los envites de la naturaleza. Sus estrictos estándares de construcción permiten reducir al mínimo los derrumbes por los seísmos que frecuentemente sacuden el archipiélago y las ciudades cuentan con magníficas redes de alcantarillado que evitan los efectos más devastadores de las inundaciones que periódicamente dejan miles de muertos en muchos otros países asiáticos. Pero ni siquiera estas sobresalientes infraestructuras impiden que este año se haya convertido en uno de los más mortíferos de las últimas décadas.

A principios de julio, las lluvias torrenciales dejaron más de 200 muertos y 240.000 casas sin agua corriente, lo cual llevó a Naciones Unidas a ofrecer ayuda y a mostrarse preocupada por la posibilidad de que se extendiesen enfermedades erradicadas hace tiempo. Pocos días después, una inusitada ola de calor fue declarada catástrofe natural y dejó otros 80 fallecidos. Si no fuese suficiente, ayer los japoneses soportaron otro potencial desastre: el tifón Jebi puede convertirse en el más devastador del último cuarto de siglo.

Lo demostró cuando tocó tierra en el suroeste del territorio. Las fuertes lluvias anegaron el aeropuerto de Kansai, construido en una isla artificial y con el tercer mayor volumen de pasajeros del país, y los vientos huracanados hicieron que parte de la icónica cúpula de cristal de la estación de tren de Kioto se viniese abajo. Se han visto afectados cientos de miles de pasajeros, tanto de avión como de tren, ya que se cancelaron más de 700 vuelos y se cerraron varias de las principales líneas de alta velocidad de la isla de Honshu. Además, decenas de vehículos fueron arrastrados, un barco de 2.591 toneladas de peso colisionó contra un puente de la autopista que va al aeropuerto de Kansai y más de millón y medio de personas se quedaron sin luz en diferentes localidades. Al menos siete personas perdieron ya la vida, pero las autoridades temen que puedan ser muchas más.

El tifón continuará hoy hacia el noroeste, densamente poblado, y el viento puede mantener velocidades cercanas a los 216 kilómetros por hora que registró ayer antes de regresar al mar y bajar a categoría 2. Los meteorólogos calculan que Jebi no afectará directamente a la capital, Tokio. A pesar de eso, la megalópolis sufrirá lluvias muy copiosas y vientos fuertes. Las autoridades ya han preparado un plan para sacar de sus casas a 1,19 millones de habitantes de las zonas más propensas a inundarse.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

El tifón Jebi zarandea Japón sin piedad