Los laboristas consideran que el plan de May para el «brexit» está «muerto»

No es la única que se encuentra con problemas en su bando. La presión sobre el Partido Laborista para que aclare su postura en relación a otro plebiscito se ha incrementado en los últimos meses

.

redacción / la voz

No fue fácil el retorno de las vacaciones para Theresa May. Sometida a las presiones de sus compañeros de partido, que no acaban de ponerse de acuerdo con ella ni entre sí, la primera ministra británica tuvo que soportar ayer, además, un chaparrón de críticas del líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, quien quiso hacer ver que empieza el curso con fuerza y llegó a afirmar que el plan del Gobierno para el brexit que May lidera está «muerto».

En la primera sesión de preguntas y respuestas a la primera ministra en la Cámara de los Comunes tras el receso veraniego, Corbyn criticó duramente la estrategia del Ejecutivo respecto al abandono del Reino Unido de la UE. Según Efe, el laborista afirmó que el proyecto gubernamental para la salida, conocido como plan de Chequers, está «muerto» y recordó que los propios diputados conservadores lo descartaron, en referencia a la crisis interna que desató en Downing Street el pasado mes de julio. «¿Cuándo va a publicar la primera ministra un plan que sobreviva al contacto con su gabinete y con la realidad?», inquirió.

Lista de empresas

Corbyn instó a May a revelar a la Cámara baja cuántas empresas le habrían trasladado su determinación de reubicar sus sedes fuera del Reino Unido en caso de una salida sin acuerdo con el bloque comunitario.

May, que negó que una cosa así hubiese ocurrido, aseguró que las compañías muestran «confianza» en el curso de la economía británica. A su juicio, su principal adversario lanza «mensajes contradictorios» hasta el punto de que le achacó no ponerse de acuerdo ni con sus propias posiciones respecto a la salida. Asimismo, reiteró su negativa a la celebración de un segundo referendo y apremió a Corbyn a hacer lo propio.

Sabe que no es la única que se encuentra con problemas en su bando. La presión sobre el Partido Laborista para que aclare su postura en relación a otro plebiscito se ha incrementado en los últimos meses con la aparición de grupos como «People’s Vote» («el voto del pueblo»), que aboga por que los británicos puedan volver a las urnas para decidir respecto al brexit.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los laboristas consideran que el plan de May para el «brexit» está «muerto»