Ya te habíamos presentado algunas variantes al azúcar blanco, pero hay otro puñado más que no queremos dejar de mencionar

Cuando hablamos de alimentación saludable no solo queremos ofrecer recetas y elaboraciones bajas en grasas, altas en nutrientes o que huyan de los ultraprocesados. También nos gusta presentar productos que son alternativas a los ingredientes de siempre -en este caso, el azúcar blanco- para que el consumidor final pueda ir enseñando a su paladar otros matices que ayuden a introducir productos menos dañinos y sustitutivos de los clásicos endulzantes.

Panela

La panela, a diferencia del azúcar blanco, no ha pasado por ningún proceso de refinado o centrifugado por lo que mantiene todas las vitaminas y minerales que se hallan en la caña de azúcar. Podría decirse que la panela es un 95% de azúcar puro del que se mantienen la mayoría de sus micronutrientes como son la glucosa, la fructosa, las vitaminas, los minerales y, además, posee menos calorías que el azúcar blanco. Obviamente, hay alternativas más saludables que veremos a continuación pero la panela es una opción recomendable frente al azúcar blanco. Pruébala con esta receta de mini cheesecakes de plátano.

Sirope de ágave

El ágave es una planta similar al aloe vera y contiene fructosa y glucosa, de ahí que se presente como buena alternativa al azúcar, sobre todo en preparaciones como galletas o bizcochos, aunque con menos índice glucémico que el azúcar blanco. Tiene más poder endulzante por lo que puede usarse en dosis más bajas que las que estamos habituados. Su absorción es más lenta que la del azúcar convencional, lo cual ayuda a que el cuerpo lo metabolice. También es lento su proceso de producción, por ello es importante fijarse en la etiqueta ya que si el sirope de ágave es procesado habrá perdido los fructooligosacáridos y ya no será el producto que inicialmente creemos que es.

Estevia

La estevia pertenece al grupo de los edulcorantes no nutritivos, lugar en el que también se incluye a la sacarina. Endulza mucho más que el azúcar, casi cuatro veces más por lo que con unas gotas -en caso de ser estevia líquida- o un cuarto de cucharadita -en caso de ser en polvo- será suficiente. Se usa tanto para endulzar infusiones como para elaborar repostería, compotas o untables, por ejemplo. Según algunos estudios, la estevia no afecta a los niveles de azúcar en la sangre por lo que es una buena alternativa al azúcar para los pacientes diabéticos.

Xilitol

También conocido como azúcar de abedul, tiene un aspecto prácticamente idéntico al azúcar blanco o al moreno y, además, se suele usar en las mismas proporciones. Endulza prácticamente lo mismo. Entonces, ¿qué hace mejor al xilitol frente al azúcar blanco? Por un lado, es un gran aliado para prevenir caries y eliminar la placa dental ya que ayuda a mantener neutro el pH de la cavidad bucal al mismo tiempo que evita el desgaste de los dientes y la reproducción de las bacterias. Por otro lado, al igual que la estevia, tiene un efecto hipoglucemiante que regula la producción de insulina a través del páncreas, por lo que es ideal para quienes padezcan diabetes. Puedes probar a introducir el xilitol en recetas como esta crema de aguacate y fresas.

Azúcar de coco

Es una alternativa que está ganando adeptos, incluso para quienes el coco no es santo de su devoción . A partir del néctar de las flores de la palmera cocotera se extrae este formato de azúcar de bajo contenido en fructosa y alto en minerales mediante su calentamiento y posterior evaporación. Su sabor es muy sutil y se suele utilizar en elaboraciones de repostería así como en café y yogures.

Melaza 

La melaza es un extracto de los granos de arroz redondo que, además de servir como endulzante natural, tiene pocas calorías y mucho contenido en calcio. Su aspecto es similar al del sirope de ágave, es decir, tiene una textura similar a la de la miel ya que para su elaboración se añaden, además del extracto de arroz cocido, brotes de otro cereal que será el que le dé ese color oscuro. Podrías prepararla de forma casera, para lo cual se necesita tiempo dada su complejidad pero cada vez es más fácil encontrarla en supermercados. Eso sí, en el caso de la melaza, no se recomienda su consumo para personas diabéticas ya que contiene más calorías que la estevia o el xilitol. Puedes probar su sabor en esta receta de peras asadas con canela, sustituyendo la miel por melaza.

Más sobre gastronomía saludable en
La Salud Sabe Bien.

  

Miel

Endulzantes naturales como alternativas al azúcar

La Voz

No es ninguna novedad que el azúcar es uno de los principales causantes de problemas como el sobrepeso, la obesidad o las enfermedades cardiovasculares como puede ser la diabetes. También es sabido que la Organización Mundial de la Salud alerta sobre su abuso y recomienda que la ingesta diaria de azúcar nunca debería superar el 10% de las calorías que consumimos cada día. Sin embargo, estamos rodeados de tantos productos que contienen azúcar en mayor o menor medida que cada vez es más difícil encontrar qué llevarse a la boca sin que esté presente entre sus ingredientes.

Seguir leyendo