Cinco sencillos pasos a seguir para solicitar un crédito online


PATROCINADO

Tanto en Asturias como en toda España en general las adversidades económicas surgidas repentinamente están a la orden del día. Afortunadamente existe la posibilidad de solventarlas de forma rápida y eficaz con una serie de soluciones financieras. Principalmente nos referimos a los créditos.

A día de hoy son muchas las entidades crediticias que operan a través de la red. Las más destacables se encuentran disponibles en PrestamosPerfectos, un comparador independiente. Si nunca antes has solicitado un préstamo mediante este tipo de sitios web basta con seguir los pasos que describiremos a continuación.

Comprueba la morosidad

¿Recuerdas aquella factura impagada de hace años? Puede que acabara derivando en la inserción de tu nombre en una lista de morosos. Así pues, conviene que realices una rápida comprobación consultando los listados existentes en la actualidad, los cuales son utilizados por ciertos prestamistas. El objetivo es el de determinar a qué clientes se les aprobarán o no las solicitudes de créditos.

En caso de que detectes tu nombre no te preocupes. Si bien es cierto que antaño suponía una barrera difícil de superar en caso de pretender obtener liquidez con inmediatez, a día de hoy es tan fácil como optar por los préstamos con asnef.

Efectivamente, en pleno 2019 son miles los créditos que se les conceden a personas que incluso están presentes no solo en ASNEF, sino también en otros listados como el archiconocido RAI.

Elige la cantidad y el periodo de devolución

Cada asturiano puede tener una necesidad completamente distinta incluso en caso de que surja un problema similar. Por ejemplo, a un individuo puede estropeársele una pieza de su coche de fácil reparación, mientras que a otro es posible que le deje de funcionar el embrague, el motor u otro conjunto que requiera un delicado y costoso procedimiento para solventar la avería.

Para la primera de las situaciones los minicréditos serían más que suficientes, contando con la ventaja adicional de que muchos de ellos no acarrean intereses -si es el primero solicitado por el cliente en cuestión?. Otros problemas de mayor calado económico exigen pedir un préstamo superior.

Sea cual sea tu caso es fácil ajustar la cantidad que te será concedida, aunque no es el único parámetro que deberás definir. Adicionalmente, a través de la misma interfaz, tendrás que ajustar el período de devolución. En base a tu capacidad financiera podrás reducir o ampliar el margen que cada entidad ofrece sin superar los límites establecidos.

Proporciona toda la documentación requerida

Este es uno de los pasos que más contratiempos solían ocasionar en épocas pasadas, puesto que las entidades crediticias acostumbraban a solicitar una ingente cantidad de documentación. Por suerte, en la actualidad la inmensa mayoría de empresas ofrecen la máxima facilidad, comodidad y rapidez en este sentido.

¿Cómo lo hacen? Simplemente pidiéndole al cliente muy pocos documentos. Aun así, conviene que los tengas todos a mano para digitalizarlos y proporcionárselos a la compañía. De esta manera podrán comprobarlos y proceder a la rápida aceptación de la solicitud.

En líneas generales el DNI es requerido siempre, mientras que las nóminas y los avales poco a poco van pasando a ser historia en el ámbito crediticio -siempre que las cantidades a percibir no sean demasiado elevadas?.

Firma el contrato

Durante varios lustros las páginas web oficiales de los prestamistas servían básicamente para informarse sobre todo el proceso y las cuantías finales, incluyendo posibles comisiones. Sin embargo, a la hora de firmar el contrato era imprescindible hacerlo de forma presencial.

Gracias a la evolución tecnológica, hoy en día es posible realizar la firma desde la comodidad del hogar. Cada entidad tiene implementado un sistema propio para llevar a cabo tal acción, habilitando desde el firmado electrónico hasta otros métodos igual de efectivos.

En los dos casos es fundamental que leas todas las cláusulas contractuales, incluyendo la famosa letra pequeña. Solo así podrás tener la seguridad de estar optando por la mejor solución financiera de todas.

Recibe el dinero

Uno de los datos más importantes que tendrás que introducir en el contrato es la cuenta bancaria a la que posteriormente será transferido el dinero. Precisamente es el último paso que deberás llevar a cabo: recibirlo. Pero, ¿cuánto tiempo pasará hasta que suceda?

Siempre dependerá de la empresa por la que hayas acabado optando, aunque en la mayoría de casos bastarán escasas horas. De hecho, incluso pueden ser minutos si tu entidad bancaria es exactamente la misma que utiliza el prestamista para llevar a cabo las transferencias.

En cualquier caso el problema económico que te ha surgido pronto llegará a su fin sin haber tenido que lidiar con ni una sola dificultad. Cada año que pasa va simplificándose más si cabe la tarea de solicitar un crédito por Internet, una operación que puedes realizar no solo con el ordenador, sino también a través de dispositivos portátiles.

Comentarios

Cinco sencillos pasos a seguir para solicitar un crédito online