Recetas terroríficamente saludables para la noche de Halloween

Este año nos toca celebrar la noche del 31 de octubre en casa. ¿Te apetece organizar una sesión de cocina con la calabaza de protagonista?

Ya queda muy poco para una de las fiestas favoritas de los más pequeños. Disfraces, decoraciones espeluznantes, historias de miedo… Halloween es una excusa para pasar un rato divertido. Y aunque este año descartemos el «truco o trato» por seguridad ante la pandemia, esto no significa que no podamos celebrar una de las noches más especiales. No hay mejor plan que quedarse en casa con la familia para compartir un día en el que jugar con la comida también está permitido.

Si hay un producto del mercado asociado con el Halloween, ese es -sin duda- la calabaza. Esta hortaliza no solo sirve para dar un toque especial y terrorífico a la noche del 31 de octubre, es igualmente capaz de aportar sabor y color a cualquier plato. Además, contiene un 90% de agua, muy pocas calorías e hidratos de carbono y mucha fibra, vitaminas del grupo B y minerales como el potasio, fósforo, hierro, magnesio, etc. ¡Una maravilla para alimentarse de forma saludable este Halloween!

No se trata de prohibir los dulces y las golosina, pero no todo tiene que ser una bomba de azúcar. Un Halloween más sano también es posible con estas recetas con calabaza, el elemento estrella de la noche más terrorífica del año.

Pan de calabaza

Ideal para disfrutar con una buena taza de chocolate, café o té bien calentita. Este delicioso pan de calabaza toma su nombre de la traducción literal del inglés pumpkin bread, aunque su textura sea abizcochada. Su miga es suave, blandita y esponjosa y el aroma que desprende al hornearlo es embriagador. Es una receta muy especial que combina el dulzor de la calabaza con los matices que aportan las especias (canela, nuez moscada, pimienta negra y jengibre en polvo).

Calabaza al romero

Cambia las típicas patatas fritas por unos deliciosos bastoncillos de calabaza con un toque de romero. Son sanos, deliciosos y con un intenso sabor que servirá para acompañar un sinfín de platos, o también como snack. Pela la calabaza con un cuchillo bien afilado y córtala dándole esa clásica forma que solemos ver en las patatas fritas. Cuece todo en una olla con abundante agua hasta dejarlas tiernas (pero no muy blandas). Después, fríelas en una sartén con aceite caliente y espolvorea un poco de romero por encima. Si prefieres evitar los fritos, también puedes prepararlas en el horno, ¡estarán igualmente de miedo!

Ñoquis de calabaza y queso Gamonéu

Los platos de pasta siempre son un éxito, ideales para cualquier ocasión. En este caso, pensando en Halloween, vamos a darle un toque especial a los tradicionales ñoquis sustituyendo la patata por calabaza. Los peques se lo pasarán en grande elaborando y dando forma a la masa. Además, los turófilos (como se conoce a los amantes del queso) adorarán la cremosa salsa de Gamonéu que completa el plato.

Crema de calabaza, puerro y jengibre

Con esta interesante crema conquistarás a toda la familia desde la primera cucharada, ¡es realmente irresistible!  El sabor dulce de la calabaza se matiza con el toque potente del puerro y el ligero picante cítrico del jengibre. Un poco de comino, pimienta negra y cúrcuma completan este manjar que os hará rebañar el plato. Un consejo: sírvela con unas semillas variadas, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poquito de pimentón dulce para redondear la receta. Y si quieres darle un toque más «aterrador» para la ocasión, puedes decorarla con motivos típicos de Halloween añadiendo al final un poco de leche evaporada o nata para, por ejemplo, imitar la forma de una telaraña. ¡Divertido y fácil!

Manta, sofá, maratón de películas en familia y deliciosas recetas con calabaza, ¿se te ocurre un plan mejor para pasar la noche del 31 de octubre?

Comentarios

Recetas terroríficamente saludables para la noche de Halloween