El pick up Clase X de Mercedes llegará al mercado al final de verano

Contará con dos equipamientos, Progressive y Power, muy completos y con las últimas novdades en materia de seguridad y confort


Redacción

Mercedes acaba de dar a conocer el nuevo Clase X, su pick up de altas prestaciones, que lleva un motor V6 de 258 CV de potencia transmisión automática y tracción total permanente. El nuevo modelo que se pondrá a la venta al final de verano contará con dos equipamientos Progressive y Power todos ellos muy completos y con las últimas novedades en materia de seguridad y confort y que gracias al sistema Mercedes M Connect, se convierte en el primer pick up con conexión inteligente.

El X 350 d 4 Matic ofrece una excelente capacidad todoterreno fuera del asfalto, una alta capacidad de carga, un gran confort y una sensacional dinámica de conducción en carretera. En este último aspecto se debe, en gran parte, al ancho de vías, a la larga distancia entre ejes y al sofisticado confort de la suspensión. Mientras, la tracción total permanente asegura al conductor unos elevados niveles de estabilidad, dinámica de conducción, tanto dentro como fuera de la carretera, incluso sobre el asfalto mojado y en condiciones invernales. La nueva generación de este modelo dispone de serie del sistema Dinamic Select que permite seleccionar varias opciones de conducción. Con una gama de cinco modos, las características de conducción se pueden cambiar con solo pulsar un botón, desde un modo más relajado y cómodo, hasta el más deportivo y dinámico. Estas opciones modifican la respuesta del motor, los puntos de cambio de la caja automática de cambios y la función ECO star/stop. Así pues el usuario podrá decidir, en función de las necesidades circular en el modo Comfort, ECO, Sport, Manual u Offrad.

El motor es un diésel de seis cilindros y tres litros con inyección directa common rail que desarrolla una potencia de 258 CV y que le permite acelerar de 0 a 100 en solo 7,5 segundos.  Va asociado a una transmisión automática 7G-Tronic Plus con levas en el volante, funciona sin interrupción en la fuerza de tracción durante los cambios de marcha. Ello mejora la conducción en pendientes, todoterreno y al tirar de un remolque. Otras ventajas de este cambio son el rápido cambio de marchas y que facilita bajos regímenes de giro del motor lo que se traduce en un efecto positivo en la eficiencia y los niveles de ruido. El conductor puede también realizar los cambios de marcha con las levas que van en el volante.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El pick up Clase X de Mercedes llegará al mercado al final de verano