Lo que cuesta lo de Herrera


Hay veces que los espectadores somos capaces de poner un poco de cordura donde no la hay. Lo demostramos todos cuando, después de salir a antena el nuevo programa de Carlos Herrera en TVE, nos echamos las manos a la cabeza y le dimos la espalda sin dudarlo. El espacio televisivo, lo hemos dicho aquí, no había por dónde cogerlo por muchas razones: ni por la puesta en escena ni por la simpleza de su contenido ni por el formato del aparente concurso de encuestas tan apasionantes como «¿Es elegante orinar con las piernas abiertas?» o «¿Cuánto dura el amor verdadero?». Si a eso se le suma que Herrera se dejó acompañar por colaboradores como Salvador Sostres para soltar sandeces en la televisión pública como que «el acoso sexual es subjetivo y la Ley de Violencia de Género es fascista» no hay mucho más que añadir. O sí, porque esta misma semana se ha sabido que a usted y a mí ese programa nos ha costado 2.750 euros por minuto. Así que los que han hecho el cálculo ya han apuntado que desde que se estrenó el 15 de octubre hasta que se canceló, solo un mes después, el gran show de Herrera nos ha supuesto un total de dos millones de euros. Si quieren más cifras para analizar aquí las tienen: cada día de emisión nos quitaba de nuestro bolsillo 330.000 euritos. Un precio escandaloso que algunos tienen la jeta de justificar, además, por nuestro puro entretenimiento.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Lo que cuesta lo de Herrera