Casado: al centro y «pa» dentro


Resituación. Ay, si los partidos políticos fuesen coches con dirección asistida. El PP ha pasado de berlina a cuatro latas en solo una jornada electoral, pero sigue sin ser un automóvil. En el mes de abril fue un auto-inmóvil. La proclama de Casado ayer -perdón, el centro soy yo-, a plena luz del día y con alevosía, es una forma como otra cualquiera de no irse para casa. Ya dijo anteayer uno de sus escuderos, campeón de lanzamiento de hueso de aceituna, que a lo mejor se compran unos ejemplares de Manual de resistencia, by Pedro Sánchez. Esto sí que es resistir a toda costa. Ayer, 30 de abril del 2019, Casado se cayó del caballo o, más bien, lo cayeron. Del caballo de Abascal y de la moto de Rivera. Tuvo que esperar a la noche del domingo para darse cuenta de que España tiene sus extremos, pero no suman ni de broma. En buena hora se le ha pasado el tapón de los oídos. Difícil papeleta proclamarse el centro después de sentar en el Congreso a Súarez Illana, o al padre de Mariluz Cortés, o a Cayetana Álvarez de Toledo. Va a tener que amordazarse él y amordazarlos a ellos. Es bastante evidente que la centralidad en el PP, si la hubiere, anda por otras latitudes. Pero este líder en las estridencias -Génova sabrá por cuánto tiempo- vino a decir que llenar las urnas con votos del PP es tan sencillo como tomarse una cerveza de pie con los amigos, una tarde de verano. O sea: arriba, abajo, al centro y pa dentro. Y ya está.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Casado: al centro y «pa» dentro