Deporte y COVID-19


Muchos son los colectivos que pueden verse perjudicados por las consecuencias económicas del confinamiento derivado de la crisis sanitaria del COVID-19. Entre ellos, no podemos olvidarnos de los deportivos. El COVID-19 está afectando al deporte a una escala cada vez mayor, siendo aplazados o cancelados casi todos los eventos, desde categorías inferiores al primer nivel.

Algunas competiciones ya dan por terminada la temporada y otras están esperando a ver la evolución del fenómeno. Algunos clubes podrán resistir, pero los de deportes sin grandes ingresos por patrocinios sufrirán probablemente el mayor golpe de su historia. Ni los profesionales saben cómo será volver a la normalidad deportiva; en realidad nadie sabe qué será la normalidad tras esta pandemia.

El futuro del deporte practicado por mujeres, en este escenario, se vuelve muy incierto. La brecha de género es estructural. Antes de esta situación, estábamos trabajando duramente para lograr una merecida igualdad en premios, reconocimientos, visibilidad en los medios y en poder tener un contrato deportivo. Ahora, habrá que pelear más si cabe por mantener todos esos pequeños logros y alcanzar nuevos derechos y compromisos de futuro.

La mayoría de deportistas no poseen grandes contratos ni van poder acogerse a ERTEs. Esta es también una cuestión de clase social. Las y los técnicos de la mayor parte de deportes tienen nóminas más que ajustadas. Nos referimos desgraciadamente a un sector precarizado mucho antes de esta crisis. En esta sociedad del espectáculo, conviene advertir que sólo una élite deportiva disfruta de contratos y sueldos millonarios, y que no es lo mismo rebajar el sueldo a dicha élite que a deportistas precarizados.

Es necesario que haya un compromiso de todas las administraciones públicas para mantener las ayudas a los y las deportistas profesionales, a los clubes y a las federaciones deportivas. Cuando hablamos de deporte, hablamos de un sector clave de trabajadores y trabajadoras que con mucho esfuerzo, tesón y humildad sostienen uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad. Valores más necesarios que nunca, por cierto, para superar esta crisis. No se trata de pan y circo. De esta crisis debemos salir con equidad, justicia y solidaridad.

Laura Tuero Sánchez

Responsable de Deportes de Podemos Asturies

Comentarios

Deporte y COVID-19