La dimensión humana, su huella y el salmón

Pelayo Melón

OPINIÓN

Un grupo de pescadores permanece a la espera de poder lanzar las cañas hoy en el pozo de Las Mestas, en Cornellana, Asturias. Miles de aficionados participan en la jornada de apertura de la temporada del salmón con muerte en Asturias con el objetivo de hacerse con el preciado  campanu , nombre con el que se conoce al primer ejemplar capturado en los ríos del Principado
Un grupo de pescadores permanece a la espera de poder lanzar las cañas hoy en el pozo de Las Mestas, en Cornellana, Asturias. Miles de aficionados participan en la jornada de apertura de la temporada del salmón con muerte en Asturias con el objetivo de hacerse con el preciado campanu , nombre con el que se conoce al primer ejemplar capturado en los ríos del Principado Alberto Morante

14 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los seres humanos somos animales que poseemos muchas potencialidades y precisamos de interacciones con los demás y el medio que nos rodea. Disponemos de conciencia de nuestras habilidades, pensamientos, reflexiones y, en esencia, de nuestra propia existencia. En la actualidad estás aptitudes se manifiestan en múltiples contextos y en diferentes formas de acciones físicas buscando un correcto desarrollo, tanto individual como colectivo, de aspectos como el bienestar y el crecimiento enfatizados en la necesidad holística de un equilibrio ecosistémico.

Huella y Salmón

La mayoría o todos los problemas que enfrenta el salmón salvaje son el resultado directa o indirectamente de las actividades humanas. El salmón del Atlántico ha disminuido en gran parte de su zona de distribución durante las últimas décadas (NASCO,  2019 ; ICES,  2020), lo que ha reducido o eliminado los excedentes cosechables para las pesquerías profesionales y, en muchos casos extremos, se ha colapsado drásticamente la abundancia poblacional provocando extinciones totales o parciales. Las actividades humanas en cuencas hidrográficas y áreas cercanas a la costa son generalmente bien conocidas y han contribuido directamente a la disminución de la población en el Arco Atlántico. Algunas de estas amenazas actúan a escala mundial, regional o local y la comunidad científica proyecta que las condiciones que impulsan la salud de las poblaciones se deteriorarán, tanto en agua dulce como en el mar, siendo el resultado de la actual huella humana.

Conocimiento 

El salmón del Atlántico es una de las especies de peces mejor estudiadas y culturalmente valiosas del hemisferio norte. La productividad específica de un ecosistema está determinada en gran medida por la descarga anual y la calidad del agua, cantidad y distribución de un hábitat adecuado de desove y refugio para los juveniles. Estos factores son claves para afrontar programas de restauración siendo la clasificación y el mapeo de los mismos elementos fundamentales para el adecuado manejo de las poblaciones. Históricamente se ha reducido la disponibilidad de hábitat adecuado regulando el agua circulante, canalizando, fragmentando e interactuando ecosistémicamente ocasionando una serie de impactos dañinos asociados a la actividad humana. En muchos casos, el conocimiento científico existente sobre los colapsos observados es suficiente para desarrollar soluciones, pero la incapacidad de implementar las mismas de forma oportuna y efectiva a menudo se ve obstaculizada por factores socio-político-económicos, conflictos de intereses y falta de consenso.