La madre del presunto asesino de Erika, preocupada por el estado «físico y mental» de su hijo

L.F. REDACCIÓN

OVIEDO

Los compañeros de instituto de Erika, la niña de 14 años asesinada el pasado martes en su edificio de Oviedo, han formado este jueves una gran cadena humana en torno al centro educativo para recordarla y rendirle homenaje
Los compañeros de instituto de Erika, la niña de 14 años asesinada el pasado martes en su edificio de Oviedo, han formado este jueves una gran cadena humana en torno al centro educativo para recordarla y rendirle homenaje J. L. Cereijido | EFE

La familia de Igor Postolache todavía no ha podido hablar con él. La madre envió una carta a los padres de la niña asesinada pidiendo perdón

13 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La madre de Igor Postolache, el presunto asesino de la niña de 14 años Erika Yunga en Oviedo, todavía no ha podido hablar con su hijo. Tras permanecer una semana ingresado en el HUCA, el único detenido por el atroz crimen fue trasladado a la cárcel de Asturias en la tarde de este martes. Al encontrarse hospitalizado, su familia todavía no había podido ponerse en contacto con él, aunque previsiblemente ahora sí podrá hacerlo. A su madre, que el pasado lunes publicó una carta abierta en la que pedía perdón a los padres de Erika, «le preocupa el estado de salud físico y mental de Igor», asegura el abogado Pedro Gutiérrez, que actúa como portavoz de la familia del detenido.

El abogado explica que la familia de Postolache desconocía el martes el estado de salud de Igor. Solo sabían que estaba ingresado en el HUCA, fuera de la UCI. Por la tarde fue trasladado a prisión. Mientras permaneció en el hospital, y al estar custodiado por la Policía, no había podido hablar con su familia. «Como madre, independientemente de la condena al suceso y de pedir perdón a la familia, está preocupada por el estado físico y mental en el que se encuentra su hijo», afirma Pedro Gutiérrez. Postolache fue encontrado ensangrentado junto al cuerpo de Erika. La principal hipótesis que manejan los investigadores es que se autolesionó en la cara, cuello y tórax.

Gutiérrez representa a la madre y a la hermana del presunto asesino, pero no tiene claro si se encargará de la defensa de Postolache. «La familia no tiene constancia de que tenga abogado. Se negó a declarar, por lo que no tenía abogado de oficio y, que sepamos, todavía no tiene», explica. Respecto a si será él el que se encargue de la defensa, asegura que «primero tengo que hablar con él, saber qué tiene en la cabeza, qué pasó y ver si se le puede representar o no».