Dos asturianas, aspirantes a «it girl» en el nuevo reality de Sara Carbonero

Laura Álvarez y Marlene Redondo son dos de las concursantes de «Quiero ser», el programa de Telecinco que busca iconos de la moda


Redacción

Ser auténticas estrellas de la moda. Ese es el sueño de Laura Álvarez y Marlene Redondo, dos asturianas que forman parten del nuevo programa de Telecinco «Quiero ser», un concurso presentado por Sara Carbonero que busca nuevos iconos de estilo. Ambas son guapas, con buen cuerpo y amantes de la moda. Las aspirantes a nueva it-girl contarán con la supervisión de tres coach: Cristo Báñez, diseñador y estilista, Dulceida, influencer y Madame de Rosa, bloguera. La primera entrega del nuevo talent nos ha dado a conocer a los seis jóvenes concursantes, los cuáles han demostrado que están dispuestos a todo por conseguir su sueño.

Marlene Redondo es una gijonesa de 24 años que aspira a convertirse en «un ángel de Victoria´s Secret». Es estudiante de Nutrición y trabaja como monitora de fitness y body combat, además de ser relaciones públicas y camarera en un conocido pub de Gijón. A pesar de ser considera «el patito feo de la clase», esta modelo se define como «la reina de la moda de su zona». Sus básicos: vestidos ajustados y taconazos, un look explosivo con el que lucir cuerpazo.

«Las otras chicas tienen que estar temblando porque no tienen nada que hacer», así de claro lo tiene Laura Álvarez, una periodista ovetense de 26 años que reside en Madrid. Su objetivo es ser como una Kardashian y tener un chofer que le lleve las bolsas. Se define como una auténtica diva y asegura que le gusta que la adulen. Cree que tiene madera para ser una influencier ya que considera que tiene buen criterio.

Ambas forman parten del equipo de Cristo. El primer programa ha sido un cruce de pullas y críticas entre ellas. «No sé si se puede ir más en pelotas de lo que va Marlene» comenta la ovetense. «Laura vale más para estar detrás de la cámara porque para estar delante también hay que tener una idea, unos años, un saber estar», opina Marlene de su compañera. Los calificativos de «excéntrica» y «explosiva» indignaron a la modelo, que aseguró que su pelo corto es un ejemplo de su personalidad definida. «Siempre quiero dejar huella, que digan que la chica que se parece a Rihanna es una pasada» afirma Marlene de sí misma. La gijonesa ha sido también el blanco de las críticas de otra concursante que, tras ver sus axilas, aseguró que le hacía falta «un poco de depilación».

Valora este artículo

9 votos
Comentarios

Dos asturianas, aspirantes a «it girl» en el nuevo reality de Sara Carbonero