Aldeas Infantiles gana el galardón de la Concordia

El jurado destaca la labor de la ONG implantada en 134 países durante más de 70 años. Recuerda que su labor cobra aún más vigencias con los conflictos internaiconales

Voluntario de Aldeas Infantiles
Voluntario de Aldeas Infantiles

Oviedo

Ni conflictos del panorama internacional aún no del todo clausurados, ni miradas hacia conflictos, ya definitivamente resueltos, del pasado español. Finalmente, los patronos de la Fundación Princesa de Asturias han decidido premiar una alternativa menos incómoda políticamente, pero sin dejar de apuntar a la actualidad más sangrante. El último de los galardones de este año, el de la Concordia, ha ido a manos de la organización Aldeas Infantiles SOS. A propuesta de la exjugadora de la selección nacional de baloncesto Amaya Valdemoro, la entidad premiada ha sido reconocida por «su contribución, durante más de setenta años y en 134 países, a la protección de los niños, a través de principios pioneros y que cobran aún mayor vigencia en momentos en los que los conflictos internacionales ponen en especial riesgo a los más vulnerables». La crisis de los refugiados, y su especial incidencia en los más pequeños, y el repunte de la pobreza que también se ensaña especialmente con la población infantil desde la irrupción de la crisis, ha estado en los ánimos de los jurados, según ellos mismos admitían tras el fallo, en el hotel Reconquista de Oviedo.

«Tomando como referencia el documento de la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU,  el cometido de Aldeas Infantiles SOS es el ofrecer a los niños una familia, un hogar estable y una formación sólida, adoptando un modelo famiiar de carácter universal, en función de las características sociales y culturales de cada país», según destaca la Fundación Princesa de Asturias. Fue fundada en 1949, tras la II Guerra Mundial, por Hermann Gmeiner, que creó la primera de las aldeas de la organización en Imst (Austria). Su funcionamiento es el de una estructura federal de asociaciones nacionales y tiene presencia en 134 países y territorios, entre ellos España, donde se radicó por primera vez en 1967 y se constituyó oficialmente en 1981. En la actualidad, la preside el indio Sddharta Kaul.

En el mundo funcionan más de 570 aldeas infantiles, dando atención a casi 60.000 niños, además de los 1.800 centros entre residencias de jóvenes, colegios y 76 hospitales donde han suministrado 943.000 tratamientos médicos. En España, existen aldeas en Barcelona, Pobtevedra, Madrid, Granada, Cuenca, Santa Cruz de Tenerife, Zaragoza y Las Palmas de Gran Canaria. En ellas se atendió solo en 2014 a 6.257 niños.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Aldeas Infantiles gana el galardón de la Concordia