La Universidad de Oviedo impulsa un videojuego para personas con parálisis cerebral

La cátedra de Inteligencia Analítica colabora con Aspace y la Fundación Vodafone en el lanzamiento de una app basada en el deporte de la boccia, entre otras propuestas

Dos usuarios de Aspace jugando a Bocciapp
Dos usuarios de Aspace jugando a Bocciapp

Redacción

Hacer deporte, ir a comprar, pasear, ir a la playa… son algunas de las actividades más cotidianas que alguien puede realizar sin apenas dificultad a lo largo de su vida. Desgraciadamente no todas las personas son capaces de hacerlo sino que hay un grupo, aquellas con diversidad funcional, que suelen encontrar habitualmente barreras de muchos tipos. Ciertas partes de la sociedad no lo pasan por alto y fomentan que algunas de esas actividades, como jugar a los videojuegos, la creación de una tv online o aprender a cocinar como auténticos chefs estén al alcance de las personas con discapacidad. Bocciapp, Aspace Chef y PcTV a la carta son las distintas propuestas de videojuego, actividad gastronómica y tv online, respectivamente, para personas con parálisis cerebral que se han presentado en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo en la jornada Asturias y la Fundación Vodafone: Conectados por la accesibilidad. Ello ha sido posible gracias al trabajo conjunto de la Confederación Aspace, la Fundación Vodafone y la Universidad de Oviedo, que ha colaborado estrechamente dando impulso al desarrollo del videojuego Bocciapp. 

«He organizado muchas cosas pero quizá este sea el acto más entrañable que he vivido. Unir tecnología y ciencia a través de la discapacidad es una cosa increíble», declara Santos González Jiménez, director de la Cátedra de Inteligencia Analítica de la Universidad de Oviedo, colaboradora en el desarrollo de la aplicación Bocciapp. «Nosotros trabajamos muchos temas matemáticos que contribuyen a un montón de cosas, pero lo que es más importante es sentir que sectores con necesidades se sienten arropados», explica el catedrático, añadiendo que se ha partido de la idea de que «si se quiere, se pueden superar los obstáculos de la vida».

La boccia, convertida en videojuego con la colaboración de la Universidad de Oviedo

El videojuego Bocciapp, creado por la desarrolladora Wildbit Studios y que ha contado la la colaboración de la Universidad de Oviedo, es un simulador de boccia, un deporte con un gran parecido a la petanca adaptado para personas con discapacidad. Está inspirado en un juego de origen italiano que se remonta a la época romana llamado bocce o bochas y aceptado como paralímpico desde 1984. Inicialmente fue jugado solo por deportistas con parálisis cerebral, pero hoy en día es practicado por personas en silla de ruedas con discapacidades totales o parciales y se utilizan cuatro clasificaciones a fin de garantizar la paridad entre los competidores (BC1, BC2, BC3 y BC4).

El videojuego, desarrollado en forma de app para teléfonos móviles y tablets, puede ser disfrutado con unos mandos especiales que se adaptan a las necesidades del jugador y tiene variadas opciones como elección del tipo de bola, dificultad, paridad entre los competidores, tipo de golpeo y una «inteligencia artificial bastante dura». «Cuanto lo estábamos testeando desde Aspace nos avisaron de que era bastante fácil ganar a la máquina, así que le aumentamos la dificultad y en la versión final ganarle al juego es todo un reto», declara Fernando Rada, el CEO de Wildbit Studios.

Colaboradores por un objetivo común

En las propuestas que se han presentado en el Auditorio han colaborado diferentes entidades por un objetivo común: mejorar la calidad de vida de las personas con diversidad funcional. «Desde la Fundación Vodafone queremos realizar proyectos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las persona con discapacidad y dentro de ello está, por supuesto el ocio, queremos un ocio inclusivo», asegura la responsable de Proyectos de Innovación de la Fundación Vodafone, Estíbaliz Ochoa. «Queremos que las personas que sufren alguna discapacidad, como en este caso parálisis cerebral, puedan disfrutar de juegos en su teléfono móvil como podemos disfrutar todos. Así surgió la idea de crear estos juegos accesibles», explica. Comenzaron con un juego de carreras de coches y a partir de ahí consultaron a los usuarios con y surgió de ellos, «casi por unanimidad», que querían tener el juego de la boccia en su smartphone. La idea original proviene de Aspace Zaragoza, que ha sido otro de los apoyos para el desarrollo y testeo de la app.

Para el coordinador del CAI de Aspace Gijón, Rafael Álvarez, «significa mucho que una empresa como Vodafone subvencione proyectos como estos». Ellos han sido los impulsores de la actividad Aspace Chef, ¿Te invito a comer?. «Era una actividad que hacíamos en el colegio. No todos podían participar pero muchos iban a mirar. Aspace Huesca consiguió que se adaptasen aparatos de cocina y nosotros nos pusimos con esto. Lo malo es que todo vale una pasta pero gracias a la ayuda de Vodafone ha sido posible», afirma ,añadiendo que que todo ello les hace un gran bien a los usuarios de su centro. «Nada más tienes que ver lo que disfrutan con el juego y lo mismo que con él con cualquier cosa original que les des. Llevan muchos años en el centro y hay que encontrar nuevas formas de motivarles», desarrolla el coordinador gijonés.

Las familias son el último pilar de la iniciativa. «Mi hija vive todas estas propuestas con ilusión. La verdad es que si no fuera por ello se aburría bastante más», relata Gerda Vogedes, madre de una chica con parálisis cerebral llamada Noemí, a la que le encantan las tecnologías. «Si está en casa pasa mucho tiempo con el ordenador, ocupa muchas horas de su día», explica Gerda, además de agregar que Noemí ya conocía la boccia y participa en competiciones desde hace muchos años. «Antes era todo manual y sin ayudas técnicas. La aplicación la tiene recién instalada en su tablet desde esta semana así que ahora empezará a jugar a menudo con ella», concluye la madre.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

La Universidad de Oviedo impulsa un videojuego para personas con parálisis cerebral