Joyas artesanales y telas naturales para «El final del camino»

La serie gallega emite mañana un nuevo capítulo en La 1 y TVG

.

redacción / la voz

Gonzalo de Catoira vivirá mañana duros momentos en el sexto capítulo de El final del camino. La ficción sigue tejiendo intrigas y escenas de acción en una Compostela que recrea con máxima fidelidad a lo que establecen los escasos registros históricos que existen de la época.

Para recrear sus tramas, esta serie producida por Voz Audiovisual, de la Corporación Voz de Galicia, para La 1 de TVE y TVG se apoya en una ambientación que ha sido cuidadosamente planificada para llevar el siglo XI directo a la pantalla.

Las vasijas de barro han sido recreadas de forma artesanal por oleiros que han trabajado las formas propias de la época. La fabricación de las joyas, las coronas de los reyes y las monedas de diez siglos de antigüedad se ha encargado de forma específica a joyeros que han colaborado con esta producción.

El vestuario, que ayuda a los actores a enfundarse en sus papeles y recrear a sus personajes, ha sido confeccionado con tejidos naturales, similares a los que podrían haber llevado realmente los protagonistas. Miles de piezas vestuario han sido confeccionadas, arregladas y adaptadas de forma específica por el equipo de la serie, que también se encargó de que las cotas de malla no fuesen de atrezo, sino reales. Un traje completo compuesto por este armazón metálico pesa alrededor de once kilos, un peso extra con el que cargan los actores en peleas y batallas.

También se han fabricado para la ocasión numerosos cascos que portan los soldados, que han sido sometidos a un tratamiento artesanal para simular el proceso natural de envejecimiento por el uso.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Joyas artesanales y telas naturales para «El final del camino»