Ir a trabajar con el corazón en un puño, lo último en tecnología

La empresa Atos trae a España una pulsera que identifica a los empleados por su ritmo cardíaco


redacción / la voz

Hasta el momento, para ir a trabajar bastaba con ir bien descansado, con la mente y el corazón en su sitio. De lo contrario, mejor quedarse en casa. Ahora, sin embargo, la multinacional Atos, especializada en tecnología, ha convertido el corazón en un órgano indispensable para fichar en el trabajo o acceder a datos privados guardados en el correo electrónico. Pero no porque haya que hacerlo con el mejor de los sentimientos, sino porque a través de los latidos del corazón, la pulsera Nymi Band, hará más fácil la vida de los empleados en sus empresas.

Basado en métodos biométricos avanzados, este dispositivo permite «autenticarse y comunicarse de forma más sencilla y segura con estaciones de trabajo, ya sea a través de Bluetooth o vía NFC -Near Field Communication-, que pasan las credenciales al sistema sin necesidad de contraseña. Se trata, en este caso, de una alternativa a los productos de seguridad convencionales, como la identificación biométrica en terminales, chips o lectores de tarjeta».

El portavoz del proyecto de la pulsera Nymi Band, Antonio Villaverde, explica que con este dispositivo «se incorporan elementos exclusivos que es muy difícil que puedan ser alterados. La diferencia es que calcula el ritmo cardíaco a través de un electrocardiograma». Por supuesto, aseguran desde la empresa, pueden usarlo todas las personas sin ningún tipo de contraindicación.

Esta pulsera, que recuerda a las que llevan varios años pegando fuerte y cuya función es medir la actividad física realizada a lo largo de un día, puede adaptarse a cualquier ámbito profesional, aunque Villaverde explica que está especialmente pensada para «el sector de la salud, la industria farmacéutica y los laboratorios de investigación», ya que los usuarios pueden iniciar sesión, manos libres, simplemente presionando la banda Nymi contra un lector NFC. A continuación, se autentican mediante Bluetooth Low Energy y, gracias a la conexión inalámbrica, permanecen así hasta que salen de su estación de trabajo. «Es algo equiparable, por ejemplo, a los coches que se encienden cuando el conductor tiene la llave en el bolsillo», comenta Villaverde.

El sistema está en la actualidad en marcha, y «Atos está ofreciéndoselo a diferentes compañías en España, sobre todo a hospitales, muchos de los cuales están tanteando si su presupuesto puede asumir esta innovadora propuesta», afirma.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Ir a trabajar con el corazón en un puño, lo último en tecnología