La infanta Cristina regresa al Palacio Real por primera vez en cuatro años

Asistió al funeral por su tía abuela Alicia. Los reyes no llegaron a intercambiar palabras con la infanta Cristina durante la misa funeral.

.

La Voz

Comienza el deshielo en la familia del rey después de la absolución de la infanta Cristina. Cuatro años después de su última visita, la hermana pequeña de rey volvió a pisar ayer el Palacio Real para asistir a la misa funeral por su tía abuela Alicia de Borbón-Parma, fallecida el pasado 28 de marzo a los 99 años de edad. En el oficio, coincidió con el resto de su familia, incluidos los reyes, con quienes no compartía un acto público desde el 12 de noviembre del 2015, con motivo de otro funeral, el del infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias, en el monasterio de El Escorial.

La infanta Cristina llegó al Palacio Real en compañía de su hermana Elena. Ambas entraron en la capilla minutos antes de que lo hicieran los reyes, que se situaron bajo un dosel colocado frente al altar mayor. En dos asientos ubicados a un lado del dosel se pusieron los reyes Juan Carlos y Sofía. Por su parte, las infantas fueron acomodadas en la primera fila de asientos, junto a sus tías Pilar y Margarita.

.
.

Los reyes y la infanta Cristina, cuya relación personal quedó muy deteriorada a consecuencia del proceso judicial del caso Nóos, no llegaron a intercambiar palabra alguna. Cristina de Borbón fue apartada de los actos oficiales por su padre. La distancia aumentó aún más con la proclamación de Felipe VI, quien estableció una línea de separación entre la familia real, de la que forman parte él, sus padres, la reina Letizia y sus dos hijas, y la familia del rey, que incluye a sus hermanas y los demás parientes.

El carácter familiar, no institucional, del acto de ayer facilitó el reencuentro de los dos hermanos. No asistió, sin embargo, el marido de la infanta, Iñaki Urdangarin, quien ha sido condenado a más de seis años de prisión por malversación de más de seis millones de euros a través de un entramado societario montado junto a su socio Diego Torres. La pareja sigue residiendo en Suiza junto a sus hijos, a la espera de que el Supremo resuelva sobre los recursos que se han presentado contra las condenas dictadas el pasado mes de febrero por la Audiencia de Palma. La infanta Cristina fue absuelta de la acusación de cooperadora necesaria en los delitos fiscales de su marido cometidos en los años 2007 y 2008. Pero fue declarada responsable a título lucrativo, por lo que fue sancionada a pagar de forma solidaria con su esposo una indemnización de 265.088 euros.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La infanta Cristina regresa al Palacio Real por primera vez en cuatro años