Alonso y Villa «lo petan» en Nueva York

Los asturianos deslumbran en la Gran Manzana presentando una línea de ropa y con una escandalosa jugada en la MLS, respectivamente


Redacción

Asturianos hay hasta en el último confín del mundo, aunque parezca mentira. Y famosos, y «petándolo», también. Y como donde hay un asturiano, siempre hay otro asturiano -como reza un reciente eslógan publicitario- son dos paisanos de la Tierrina los que han estado deslumbrando a todo el mundo en Nueva York durante los últimos días, por motivos diferentes, eso sí. Se trata de dos deportistas, un ovetense y un langreano, apenas conocidos: Fernando Alonso y David Villa. El piloto de Fórmula Uno estuvo presentando, junto a su novia Linda Morselli, la primera campaña publicitaria de la línea de ropa Kimoa, de la que es socio y embajador. Por su parte, el Guaje firmó un espectacular partido en la Major League Soccer (MLS) con el New York City en el que dejó patente, una vez más, su calidad con una escandalosa jugada maradoniana con asistencia incluida, coronándose así como mejor jugador del partido.

Alonso captó la luz de los focos y los flashes de las cámaras en un famoso hotel de Manhattan, donde tuvo lugar un evento con motivo del lanzamiento la primera campaña publicitaria de la marca de ropa Kimoa. El piloto, embajador y socio de la casa, se dejó ver junto a su novia, la modelo italiana Linda Morselli, quien también colabora con la línea de moda. «El lema de Kimoa, No te rindas nunca, encaja muy bien conmigo mismo, con las ganas de explorar todo el tiempo, no tener miedo de probar cosas nuevas», afirmó Alonso en el acto de Kimoa, cuyas prendas están inspiradas en la playa, el mar y el surf. Así, apuntó ante los periodistas que el secreto de su éxito es «arriesgar siempre» ante lo nuevo y lo desconocido. «Para tener éxito y conseguir algo en la vida te tienes que arriesgar. Te puede salir bien o te puede salir mal, pero para que te salga bien tienes que intentarlo», añadió.

El piloto asturiano también tuvo oportunidad de pronunciarse respecto a su futuro deportivo. En cuanto a la posibilidad de dejar McLaren el año que viene, Alonso afirmó que no tiene «nada claro» dónde le gustaría estar, pero que vislumbra «más posibilidades que nunca» en su carrera. «Todavía es pronto. Después del verano quiero mirarlas todas con calma y elegir la que más me atraiga. No tengo nada descartado y estoy abierto a todo, con ganas de seguir disfrutando. Mi ambición es siempre ganar», explicó el piloto en Manhattan.

Villa, un jugadón y MVP del partido

En cuanto al Guaje Villa, el escenario a la par que coliseo donde se lució fue el estadio del New York City F.C., club en el que milita desde hace varias temporadas. Allí, con el brazalete de capitán envolviendo su brazo, dejó con la boca abierta a los hinchas locales y visitantes en el partido que se disputó contra el New England Revolution. El de Tuílla se proclamó MVP del encuentro gracias a sus numerosas acciones, entre las que destacó una en especial: una jugadón maradoniano, digno solamente de los mayores cracks mundiales.

La espectacular cabalgada de Villa comenzó en el centro del campo, donde recibió un pase a partir del cual la pelota parecía pegada a sus botas. En su carrera hasta el arco contrario, consiguió desembarazarse de hasta cinco rivales, por los cuales fue rodeado simultáneamente en algunos momentos. En un derroche de habilidad, el 7 se plantó en el vértice izquierdo del área pequeña. Desde allí brindó una asistencia, mediante pase de la muerte, a su compañero Harrison, quien remató a placer desde el centro del área y puso el 1-0 en el marcador. Entre sus intervenciones, Villa también estrelló uno de sus remates en el travesaño, el cual podría haber supuesto poner de nuevo a su equipo por delante. A pesar de todo, el buen partido del asturiano no fue suficiente para evitar la igualada ante el New England en un choque que terminó con un resultado de 2-2.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Alonso y Villa «lo petan» en Nueva York