Whatsapp: cinco minutos para arrepentirte

El servicio de mensajería instantánea explica al detalle cómo borrar los mensajes ya enviados. Hay una buena noticia, otra no tan buena y una mala


A todos nos ha pasado, seguramente más de una vez: teclear envalentonados, enfadados incluso, equivocados también, un mensaje en Whatsapp. Expulsar en un torrente de palabras toda nuestra ira, frustración o espontáneo arrojo. Y pulsar el botón de «enviar». Al rápido alivio, al ímpetu calmado, suele sobrevenirle el terror, el arrepentimiento. Y la resignación era, hasta ahora, el único remedio al arranque visceral o al sonrojo de habernos confundido de ventana. Hacerse el loco. Inventarse alguna excusa y, si la cosa estaba demasiado fea, bajar las orejas y deslizar el perdón. Porque aunque el emisor, engañándose a sí mismo -ojos que no ven...-, se apresurase a borrar en su teléfono el recado poco meditado, consciente de la que estaba a punto de liar, la velocidad del mensaje era siempre mayor que la de su conciencia. 

Whatsapp entendió, más tarde que pronto, que sus usuarios necesitaban un plan de emergencia: un antídoto a los arrebatos de sinceridad que permitiese el «reculamiento». Un revulsivo que, incapaz de modificar la rapidez de la entrega, ofreciese la posibilidad de hacer desaparecer el texto ya enviado. 

¿Quién no le ha enviado un mensaje a su ex a las 5 de la madrugada? La pregunta continuaría con un «y luego se ha arrepentido». O quién no se ha equivocado de grupo y ha estropeado una fiesta sorpresa. La aplicación de mensajería Whatssapp trabaja ya en la posibilidad del borrado instantáneo

La opción está en el horno, lista para ser servida en la nueva actualización de Whatsapp. Sabemos que está a punto porque el servicio ya ha detallado en su web oficial las instrucciones de la marcha atrás, bautizada como «Anular», una serie de optimistas pautas que, sin embargo, incluyen una mala noticia (o dos).

Los pasos a seguir

Primero, las buenas: uno tiene cinco largos minutos (y no dos, como se creía en un principio) para rectificar. Puede hacerlo tanto en chats individuales como en conversaciones en grupo. Para ello debe mantener presionado el incendiario recado y, en caso de Android, tocar el botón de menú (en la parte superior del chat) y seleccionar anular. En iPhone y Windows Phone, la opción de borrar aparecerá con solo tocar el mensaje. 

Segundo, la no tan buena: para que los mensajes se esfumen con éxito, tanto el emisor como el receptor deben estar utilizando la última versión de Whatsapp para Android, iPhone o Windows Phone. Si usan dos versiones diferentes, el truco no funcionará. Habrá que confiar ciegamente en que el otro instale con regularidad las actualizaciones de su teléfono.

Y la mala: ¿qué es lo que verá el destinatario del mensaje en su chat? No verá nuestra arremetida, pero sí una atenta nota de Whatsapp: «Este mensaje fue anulado». Valorar si el remedio es peor que la enfermedad es ya cosa de cada uno. Y de la dimensión de la metedura de pata.

Valora este artículo

4 votos
Tags
Comentarios

Whatsapp: cinco minutos para arrepentirte