Aguacate, el «oro verde» que está conquistando dietas y mercados

Su consumo se ha disparado, pero los expertos recomiendan no tomarlo a diario

.
m. f.
Redacción / la voz

Primero fue la quinoa, las semillas de chía y esos smoothies de color verde sospechoso por el milagroso té matcha. La lista sigue, pero ahora el rey es otro. U otra, porque a pesar de lo que muchos piensen, se trata de una fruta. Gracias a sus propiedades y al alto precio al que se cotiza en los mercados se ha ganado ya el sobrenombre de oro verde. Es el aguacate. Toda ensalada que se precie debe incluirlo entre sus ingredientes, y ya hay quien afirma que es la nueva mantequilla ?verde? que no puede faltar en las tostadas mañaneras. Sus defensores crecen por segundos y su demanda ha crecido hasta tal punto que se teme no poder llegar a abastecerla.

Es un producto base en la dieta mexicana, pero en los últimos años su consumo se ha incrementado considerablemente en Europa y EE.UU. (México ya exporta el 80 % de su producción al país vecino). Pero si en algún sitio está siendo un bum es en Asia. En los últimos seis años la demanda ha aumentado un 300 % en China y un 100 % en Japón.

Las cifras son llamativas y no solo si se habla del consumo. Se trata, al fin y al cabo, de una fruta exótica y es complicado su cultivo con éxito. De hecho, España es el único productor y exportador significativo a nivel europeo. El continente se lleva el 10 % de los aguacates que se cultivan en nuestro país.

El clima subtropical de Málaga y Granada es idóneo para su proliferación, pero también hay que tener en cuenta que es un producto que no tiene cosechas constantes, puede dar mucho un año y disminuir de forma importante al año siguiente. Este año la cosecha mexicana, la mayor a nivel mundial, se ha reducido en un 50 % con respecto al 2016. Todo esto hace que los precios se disparen y se estén comprando aguacates a más de cuatro euros la unidad. 

Sí, pero con moderación

Es el alimento de moda, lo dicen los bloggers culinarios, los foodies y las celebrities, pero ¿es realalmente tan bueno como lo pintan? Los expertos defienden su consumo moderado porque a pesar de que es una fruta muy grasa, tiene un efecto saciante. La nutricionista Fátima Branco afirma que «es adecuada incluso para perder peso a pesar de la grasa, porque es una grasa vegetal y de buen perfil». Pero también advierte que «no es necesario consumirlo para estar bien alimentado. Tiene un perfil muy bueno pero no necesario. Yo no recomendaría tomarlo a diario, porque aunque sus grasas sean buenas, tiene bastantes calorías. Uno o dos aguacates a la semana son más que suficientes».

Por su parte, la dietista Nuria Pumares defiende la cantidad de vitaminas que posee (A, B, E y K), además de ser «un alimento muy rico en ácido oleico que es el mismo que el del aceite de oliva. Es muy bueno porque ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo, y ayuda a aumentar los niveles del bueno». Eso sí, recomienda su consumo para el desayuno, que es cuando más grasas se necesitan.

Según Pumares, «en una dieta de 2000 Kcal diarias, para que sea algo saludable, 100 gramos de aguacate son más que suficientes».

El valor de la semilla «inservible»

Un grupo de investigadores de la Universidad de Texas en Río Grande Valley (EE.UU.) han convertido en protagonista a la gran olvidada del aguacate. El proyecto, desarrollado por el químico Debasish Bandyopadhyay, descubrió que las cáscaras de las semillas «poseen compuestos medicinales que podrían utilizarse para tratar el cáncer, enfermedades del corazón y otros males». También son una fuente potencial de químicos que podrían usarse para la fabricación de ciertos antivirales, plásticos, aditivos alimentarios e incluso productos de cosmética y perfumería.

Valora este artículo

14 votos
Comentarios

Aguacate, el «oro verde» que está conquistando dietas y mercados