Netflix no da tregua a Rajoy

La plataforma promociona «Narcos» con una provocadora campaña que poca gracia debe estar haciéndole al presidente del Gobierno: primero el «sé fuerte», luego los «sobres» y ahora la «caja B»


Ni un respiro le concede Netflix a Mariano Rajoy. A la plataforma, que le importa un pimiento tener de morros a nuestros mandatarios -es un servicio de pago por suscripción que no contiene publicidad, que no precisa de infraestructuras físicas específicas y que tampoco necesita del permiso del Gobierno para operar-, se le ha metido entre ceja y ceja el presidente, y, tras comprobar que la polémica le funciona requetebién como altavoz de sus lanzamientos, continúa alimentando su provocadora campaña de márketing de Narcos a costa de los grandes hits de político del PP.  Primero fue el «sé fuerte», estampado en un inmenso cartel desplegado en plena puerta del Sol; luego, en tuits gamberros, los «sobres»; y ahora la «caja B», en formato vídeo.

Nuevo capítulo del idilio entre Netflix y el Partido Popular. El servicio digital acaba de soltar en Twitter una pieza titulada «cómo llevar una caja B», en la que se muestra un fragmento de una hoja contable donde aparecen los apellidos de Rajoy, Rato o Cospedal, entre otros. El vídeo, protagonizado por el actor español Javier Cámara, que en Narcos da vida a Guillermo Pallomari, un contable que trabaja para el narcotráfico, da indicaciones sobre cómo llevar una caja B: «sobornos, método y lógica, blanqueo, comisiones, pero sobre todo que no pillen al tesorero».

No es la primera vez que Netflix utiliza este tipo de estrategias publicitarias. Las navidades pasadas instaló una lona gigante en el corazón de Madrid con el lema «Oh, blanca Navidad» -también para promocionar la serie que llevó a la pequeña pantalla la vida de Pablo Escobar- que encendió la ira de la embajada de Colombia, que acabó solicitando su retirada.

Valora este artículo

1 votos
Etiquetas
Netflix Mariano Rajoy
Comentarios