¿Puedo enamorarme en un segundo?

ESE IMPULSO IRREFRENABLE que se conoce como flechazo dicen que puede hacer que te quedes prendado de una persona de manera instantánea. ¿Basta con un pestañeo? Los expertos responden.

.

«La primera vez que la vi supe que era ella», dijo el príncipe Harry de Inglaterra recordando el instante en el que sus ojos se cruzaron con los de Meghan Markle. No es el único testimonio de este tipo. Hay muchas parejas que aseguran que ese primer contacto visual les bastó para empezar a enamorarse. El flechazo se caracteriza por ser instantáneo y no atender a ningún tipo de criterio racional. Como si nuestro cuerpo fuese por delante a la hora de «reconocer» a la persona que nos hará sentir mariposas en el estómago desde ese mismo momento. «Esas sensaciones pueden notarse antes de que conozcas a la persona, y el riesgo está ahí. Te estás enamorando de lo que te sugiere, no de lo que es, porque aún no lo sabes. Aquí cabe hacerse esta pregunta: ¿Te has enamorado de esa persona o de tu idea sobre ella?», dice la psicóloga Aránzazu García, que añade que es posible que se produzca un encaje instantáneo entre personalidades: «A cada uno nos atrae un tipo de cualidades, de maneras de ser. A veces vemos esas características inmediatamente. Pueden estar o no, pero las vemos, como por ejemplo la mirada de seguridad de alguien. Después esa persona puede tener ese aplomo o no ser tal, pero de inicio lo estamos viendo». Por eso dice que Harry «hizo una apuesta muy fuerte, aunque no creo que haya tenido muchas más opciones. El viaje de ella es de ida y vuelta, si se quiere bajar del barco puede, pero él permanecerá siempre en la misma situación», indica.

El psicólogo Manuel Lage le quita hierro al asunto. «Este caso es muy mediático, pero por ejemplo hace no tantos años con la mili, ¿cuántas parejas no se han formado mudándose uno a la ciudad del otro en cuestión de meses cuando aún estaban empezando a conocerse?». La mayor parte de estas sensaciones que produce el flechazo son, advierte, inconscientes.

TODO AL INCONSCIENTE

«Hay muchos estudios que demuestran que nuestro cerebro no consciente identifica una serie de señales que hacen a la otra persona atractiva de manera instantánea. Sale nuestra parte más animal», indica el profesional, que recuerda que esto de darse tanto tiempo para conocerse es, como quien dice, de hace cinco minutos. «Hace cien años cortejabas a la persona que elegías sin conocerla y en un par de meses te casabas, te conocías después de casarte. Tampoco se trata de eso, pero el pasar más tiempo de novios no garantiza nada. Lo importante es cómo es ese tiempo y verle en todas las situaciones posibles. Si solo os veis los fines de semana, podéis llevar ocho años, pero se traducen en poco tiempo real», indica el experto. Aránzazu coincide con él: «Parece que cuanto más tiempo pasemos construyendo un edificio más sólido será, aunque no es un factor determinante». Lage se atreve a ponerle plazos al amor. ¿Podemos empezar a enamorarnos en un segundo? El sí es rotundo. Y añade: «A partir de los seis meses ya te puedes hacer una idea de si esa persona encaja», asegura. He aquí la clave del éxito: «El secreto no es estar de acuerdo en todo, sino aprender mecanismos para superar las diferencias, llegar a acuerdos donde no estáis de acuerdo». Y en ese punto, el enamoramiento estará olvidado y tomará la palabra el amor.

TRES SEÑALES DE UN FLECHAZO

1. Olor, postura y gestos: El olor es un gran aliado, pero también la postura, la sonrisa, la mirada y las manos nos envían mensajes de su carácter.

2. Proporciones: Si las proporciones corporales son simétricas, el cerebro inconsciente entiende que eso denota salud para tener un proyecto de futuro.

3. Recuerdos: Tus recuerdos inconscientes se enlazan con tu propia experiencia haciendo que, incluso, tengas predilección por un color de pelo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿Puedo enamorarme en un segundo?