Un diario para convertir los sueños en literatura

Blackie Books publica una guía para consignar los relatos oníricos y transformarlos en narraciones propias


redacción / la voz

Los sueños han desempeñado un importante papel en las narraciones que las personas, como colectivos o como individuos, se han contado a sí mismas, desde las profecías bíblicas y mitológicas hasta la pregunta que se hace Borges en un poema: «¿Quién serás esta noche en el oscuro sueño, del otro lado de su muro?».

Para traspasar ese muro y adentrarse en el terreno de lo onírico se acaba de publicar un Diario de sueños (Blackie Books), concebido como un híbrido de guía y agenda. Sus páginas se dividen en secciones para que, al despertar, se puedan anotar todos los datos relevantes y así aprehender el sueño, fugitivo por naturaleza: lugar y fecha, el rol que uno desempeña en la fantasía nocturna, con sus localizaciones y personajes, información sobre la que basarse para reelaborar lo soñado en un relato.

Estas secciones, con espacio para consignar una treintena de sueños, viene precedida de una larga introducción donde se da cuenta de artistas y obras relacionadas con lo onírico, de Mary Shelley y Frankenstein a James Cameron y Terminator.

Se abordan también otras cuestiones relacionadas con la actividad cerebral nocturna, desde el insomnio y el sonambulismo, hasta las pesadillas y otros trastornos. Para evitar estas situaciones, el diario ofrece consejos para dormir mejor y de este modo favorecer la retención de los sueños, como hábitos o alimentos, por ejemplo, para conseguirlo. El objetivo último de esta guía puede ser literario, pero también terapéutico para muchas personas: en el fondo, soñar y escribir no dejan de ser un acto tan personal como intransferible.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Un diario para convertir los sueños en literatura