El morbo de Cristina Pedroche amenaza el liderazgo de Anne Igartiburu en las Campanadas 2017

La 1 fue la cadena más seguida por los españoles para despedir el año pero Antena 3 bate récords


Redacción

Un año más, una mayoría de españoles eligieron la Primera de Televisión Española para despedir el año y seguir las Campanadas desde la madrileña Puerta del Sol con Anne Igartiburu y el reaparecido Ramón García. Pero esta hegemonía cada año se ve más amenazada por Antena 3 y, especialmente, por Cristina Pedroche y sus atrevidos vestidos, monos y transparencias.

La 1 repitió liderazgo para despedir al 2017, con casi 8 millones de espectadores, mientras que Pedroche y su mono blanco con bordados, junto al chef Alberto Chicote logró la segunda posición con 4.189.000 telespectadores para Antena 3.

El fenómeno Pedroche está resultando muy efectivo a Antena 3; la cadena lleva tres años con su misma apuesta y Nochevieja tras Nochevieja ha logrado ascender en la lista de audiencias a pasos agigantados. Especialmente este año: en la despedida del 2016, la cadena de Atresmedia logró un 17,9 % de cuota de pantalla y 2.318.000 espectadores, la mitad de lo alcanzado en los últimos minutos del 2017. De hecho, la cadena ha batido su propio récord al lograr el programa de las Campanadas más visto desde su creación, hace 23 años. 

Según ha informado hoy la consultora audiovisual Barlovento Comunicación con datos de Kantar Media, un total de 7.926.000 televidentes despidieron el 2017 con la campanadas de La 1. La cadena pública sigue así liderando el momento de las doce uvas con un 41,2 % de cuota de pantalla, lo que supone un aumento de 2,4 puntos respecto al pasado año.

La segunda cadena favorita en los hogares españoles para las Campanadas fue Antena 3, que apostó de nuevo por Cristina Pedroche y Alberto Chicote como presentadores y consiguió un 21,8 % de cuota de pantalla, con una subida de 4,5 puntos respecto al 2016.

Telecinco, que dio las Campanadas con los colaboradores del programa «Sálvame», fue la tercera cadena más vista para despedir el 2017 con 1.531.000 espectadores y el 8 % de cuota de pantalla, bajando 4,5 puntos respecto al año anterior. Por su parte, laSexta consiguió una audiencia de 1.345.000 espectadores con Iñaki López y Cristina Pardo como presentadores, con un 7 % de cuota de pantalla y 2,8 puntos más de cuota que el año anterior. Según explica Barlovento, este año la audiencia de las Campanadas incluye el «factor invitados», es decir personas que están en el hogar viendo un determinado programa pero que no viven en él. 

Los gallegos se decantaron por Cristina Pedroche y Alberto Chicote para seguir las Campanadas: el programa de Antena 3 fue seguido por 24,900 espectadores y logró una cuota de pantalla del 20,8, mientras que la Primera de TVE se quedó con 23,900 televidentes. TVG ocupa la tercera posición en la parrilla, pues su programa especial Fin de Año fue seguido por 20,700 personas y logró una cuota de pantalla de 10,5 %.

Las campanadas de Diana Quer y Cataluña

B. Pallas

Mota pintó un futuro de imperialismo chino y Ramón García y Anne Igartiburu clamaron por el fin de la violencia machista

Estuvieron, como recalcó Ramón García, los de siempre, donde siempre para hacer lo de siempre, como cada  Nochevieja en televisión. El humor, según lo canónico, llegó primero a La 1 de TVE con José Mota y un especial en el que un empresario chino es coronado rey de España en contraprestación a una inversión millonaria en el país. Esta premisa fue el hilo conductor para intercalar sketches sobre lo mejor y lo peor de la sociedad. 

Como en la película de Berlanga, en Bienvenido Míster Wanda los españoles entonaron «os recibimos, amigos chinos, con esperanza» y pusieron a sus políticos a empaparse en la cultura de la república popular con el fin de atraer la pasta. Entre langostino y langostino, las bromas de Mota fueron pintando un futuro en el que la turismofobia convierte a los guiris en ilegales y en los bajos fondos del nordeste ibérico funciona el estraperlo de gazpacho y bailarinas flamencas, prohibidos por españoles. Cataluña estuvo presente en gags como The Walking DUI, con ciudadanos zombis poseídos por la matraca. También en una canción recuperada del especial del 2014 e invocada ahora por un Puigdemont de plasma que, al ritmo de Supercalifragilísticoespialidoso, propone un «estadolibreasociadosuperrespetuoso». 

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El morbo de Cristina Pedroche amenaza el liderazgo de Anne Igartiburu en las Campanadas 2017