Alfred y Amaia: de «OT» a Eurovisión 2018

Se cumplieron los pronósticos y la pareja emocionó con «Tu canción». Será la tercera vez que España concurra al festival europeo con un dúo


«Siento que bailo por primera vez, eres el arte que endulza la piel». Así reza la letra de Tu canción, el himno a ese primer amor, a esa relación que nace y no se puede ocultar compuesto por Raúl Gómez y que, sin sorpresas, llevó anoche en volandas a Alfred y Amaia hasta Eurovisión 2018. Todas las apuestas se cumplieron. Desde que se conocieron las nueve candidaturas -5 solistas, 3 duetos y una grupal- Tu canción emocionó -a pesar de ser un tema poco eurovisivo-, posicionándose ya de antemano como clara favorita para representar a España el 12 de mayo en Lisboa.

La balada que interpretaron los dos concursantes de OT 2017 entre pianos cosechó el 43 % de los votos de la audiencia, dejando por detrás a Aitana con Arde -31 %- y con Lo malo, que representaron ella misma y Ana Guerra haciéndose con el 26 % de los votos finales.

La gala dio comienzo con la única propuesta grupal, Camina. El tema, compuesto íntegramente por los concursantes de la edición de Operación Triunfo, no acabó de convencer y se convirtió en la canción con menos apoyo de la selección con tan solo un 1 % de los votos. Un inicio insípido nada premonitorio del devenir de la noche. Poco tardó en cambiar el rumbo de la gala. Aitana encandiló al público con las primeras ­­-y sobre todo con las últimas- notas de Arde. La combinación de «dulzura y carácter», como acuñó la compositora del tema Alba Reig, componente de Sweet California, llevaron a la benjamina de la academia a ser elegida como una de las tres mejores canciones de la noche. Con una sobria escenografía teñida de luces rojas y pequeñas llamaradas en pantalla, Aitana ha hecho arder al público con una actuación «impresionante, sencilla pero preciosa» según Víctor Escude y con un tema que habla sutilmente de conflictos de hoy en día. 

Siguieron a Aitana Magia, de Miriam y Agoney y Que nos sigan las luces, de Alfred. El que representará a España en Eurovisión a dúo con Amaia apareció ataviado con un traje reivindicativo diseñado por Ernesto Artillo para su colección «La mujer que llevo fuera», en favor de la lucha feminista.

Lo malo, interpretada por Aitana y Ana Guerra, llegó a mitad de la gala dando un toque novedoso a las propuestas eurovisivas. Mezclando trap y reguetón, consiguieron colarse también entre las tres mejores canciones de la noche. En contraste con el ritmo de Lo malo llegaron las actuaciones de Amaia y su Al Cantar y Miriam con Lejos de tu piel, un medio tiempo pop de Steve Robson e Ina Wroldsen que ha adaptado al castellano Diego Cantero. La gallega fue todo un ejemplo de potencia en el escenario con una balada que la dejó a las puertas de la selección final.

Cerraron las nueve propuestas Ana Guerra bailando al ritmo de El remedio y el esperadísimo dúo de Alfred y Amaia. Los concursantes emocionaron con Tu canción a sus compañeros, al jurado y sobre todo al público que vio, como ya se esperaba durante los últimos días, como Manel Navarro les cedía el puesto de representantes en el festival.

 «Creo que se ha visto algo real y eso lo ha valorado el público. Son un encanto», explicaba Rául Gómez, compositor de la balada, ante la mirada de asombro de la joven pareja.

Con Alfred y Amaia, la delegación española volverá a pisar el escenario eurovisivo con 4 pies. La última vez que la representación nacional recayó en dos personas, Azúcar Moreno se alcazaron con un quinto puesto al ritmo de Bandido.

Alfred y Amaia pasarán directamente a la final de Eurovisión

Amaia y Alfred pasarán directamente a la final de Eurovision, ya que RTVE forma parte del «big five», el grupo de países que más dinero aportan al certamen (junto a Alemania, Italia, Francia y Reino Unido). La selección esta vez no ha estado marcada por la polémica que rodeó a la de Manel Navarro, el representante español en Eurovisión 2017 y que fue elegido en un programa especial, cuando fue abucheado por parte del público presente después de que el jurado tuviera que desempatar entre él y la cantante Mirela Cabero. A la postre quedaría en último puesto en el festival con 5 puntos, la peor clasificación de la historia de RTVE en cuanto a posición.

Invitados de excepción

La gala brilló también gracias a los artistas invitados. Luisa Sobral, compositora del tema ganador del pasado Festival de Eurovisión, Amar pelos dois formó parte del jurado. La lusa cantó, asimismo, su último tema Cupido, aunque no fue la única estrella de la noche. Conchita Wurst interpretó sobre el escenario de Operación Triunfo el tema con el que se erigió vencedora de Eurovisión en el 2014: Rise like a phoenix. Completó el trío de caras conocidas el cantante de música urbana J Balvin, que hizo una mezcla de sus temas Machika y Mi gente.

Al escenario de OT se subieron también los once exconcursantes de la actual edición. Repartidos en dos grupos, de sus voces salieron los dos temas con los que España ganó el oro eurovisivo hace 50 y 49 años respectivamente: La la la de Massiel, en 1968 y Vivo cantando de Salomé, que empató en el primer puesto en 1969 cerrando de forma consecutiva las dos únicas victorias de España en el concurso.

«OT 2017»: Cepeda confiesa lo que sintió al volver a ver a Aitana

María Viñas

El gallego regresó este lunes al plató del TVE para reinterpretar un histórico tema de Eurovisión, pero la organización no le dejó acercarse a su amiga. «¿No podemos acercarnos a darles un abrazo?», le suplicó al presentador

Tuit de Luis Cepeda a medianoche: «Qué putas ganas de un abrazo». El gallego acababa de abandonar el escenario de OT 2017, adonde regresó este lunes junto al resto de sus compañeros ya expulsados para reinterpretar clásicos de  Eurovisión. Tras entonar el La la la, intentó sin éxito acercarse a Aitana, inquieta al otro lado de la pasarela, tan entusiasmada como si hubiese sido ella y no Alfred y Amaia la escogida para acudir a Lisboa; todo saltos de alegría y sonrisas nerviosas por la vuelta del de Ourense. Insistió, rogándole a Roberto Leal que le dejase ir a darle un abrazo a los finalistas, pero el programa no se lo permitió y Cepeda tuvo que conformarse con ponerle ojitos a distancia y aguantar, estoicamente, las burlas de sus colegas de canción.  

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Alfred y Amaia: de «OT» a Eurovisión 2018