Los médicos piden al Gobierno que se prohíba fumar al volante

Tres sociedades científicas sostienen que es una de las principales causas de distracción

.

redacción / la voz

La primera alerta fue hace años, con el Gobierno de Zapatero: fumar en el interior de los vehículos iba a tener los días contados, se decía. El pasado año, un bulo que circuló en Internet, ya lo había dado por hecho. Pero no, ninguna ley prohíbe a día de hoy a los conductores fumar en su vehículo, ni cuando están solos, ni cuando están acompañados, aunque esta última práctica sea altamente desaconsejable si viajan niños. Pero quizás ahora ve más cercano el día en que esta práctica será desterrada

Al menos, el Gobierno hace ya tiempo que siente la presión de los médicos y los científicos. Así, si el pasado año fue la Sociedad Española de Salud Pública la que pidió al Gobierno que en su reforma de la ley antitabaco, ya aprobada sin atender a su recomendación, se incluyera la prohibición de fumar en coches donde viajaran niños, ahora son tres sociedades científicas las que se han unido para reclamar el veto en su totalidad. O, lo que es lo mismo, que ni tan siquiera el conductor pueda hacerlo aunque esté solo en su vehículo.

La propuesta, formulada de forma oficial en una carta dirigida a la Dirección General de Tráfico, parte de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen); la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y la Sociedad Española de Medicina de Tráfico (Semt).

Las tres entidades argumentan para defender su petición que el consumo de tabaco en el automóvil «afecta a la capacidad refleja, motora y cognitiva del conductor y pude ocasionar accidentes de tráfico en los que ocupantes, usuarios de la vía pública y el propio ocupante se vean seriamente afectados», según explica Esther Redondo coordinadora del grupo de Actividades Preventivas de Semergen.

Según la DGT, la conducción distraída al volante supuso el 32 % de las víctimas por accidente el pasado año. En este sentido, fumar requiere que el automovilista se vea obligado a conducir con una sola mano, maniobrar para buscar el cigarrillo, aproximarlo a la boca, buscar el mechero y encenderlo. Es, según los especialistas, una gran distracción.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los médicos piden al Gobierno que se prohíba fumar al volante