¿Por qué todo el mundo lleva estos trajes con una silueta femenina pintada a mano?

Llegó la hora del traje protesta: actores, músicos y artistas varios se enfundan en la bandera feminista de Ernesto Artillo. Alfred, de «OT 2017», ha sido el último en sumarse a la reivindicación


La mujer que llevo fuera. Tan empoderador y feminista, este es el mensaje que escondía el traje que Alfred lució durante la gala que OT 2017 celebró este lunes para escoger, entre sus finalistas y Agoney, al representante de España en Eurovisión. No era la primera vez que lo veíamos. Varios de los asistentes a los Premios Feroz se presentaron en su alfombra roja enfundados en similares atuendos, todos pintados a mano por el artista y fotógrafo malagueño Ernesto Artillo. El gesto era un grito. Por la diversidad, por la visibilidad, por la igualdad, por las mujeres. Por un feminismo de verdad.

Las prendas de Artillo son una bandera, un proyecto artístico que traslada la reivindicación al objeto como el pin en la solapa, pero esta vez a lo grande, en forma de segunda piel, un estilismo social que, siguiendo la estela que iniciaron las actrices, directoras y productoras en los Globos de Oro -todas ellas de riguroso negro, denuncia de años y años de mujeres arrinconadas, manoseadas y silenciadas: acosadas-, no es más que una declaración de intenciones, un golpe en la mesa que sin querer queriendo empieza a incomodar a quienes todavía creen que otro mundo -paritario, solidario- nunca será posible. 

View this post on Instagram

LA MUJER QUE LLEVO FUERA "La mujer que llevo fuera es un proyecto artístico de Ernesto Artillo que pretende trasladar el compromiso feminista a un objeto: un traje, pensado para ser llevado por personas sin miedo a exteriorizar susconvicciones. Ernesto ha creado una herramienta para vestirnos con nuestros principios, una afirmación para ponérsela encima, una manera de cubrir la piel con un compromiso, un distintivo bien visible que dice: quiero vivir en un mundo más justo. Que dice, soy feminista en mis pensamientos, mi discurso y mis actos, este compromiso es mi uniforme y mi segunda piel. Nerea Pérez de las Heras @nereaph #lamujerquellevofuera MY OUTER WOMAN "My outer woman is an art project by Ernesto Artillo that turns feminist commitment into an object: a suit, designed to be worn by people that aren’t ashamed to share their convictions. Ernesto has created a tool to dress us with our principles, an affirmation to be put on, a way to cover our skin with a commitment. A truly visible badge that says: I want to live in a fairer world. That means I am a feminist through my thoughts, my speech, and my actions. My commitment becomes my uniform and my second skin." Nerea Pérez de las Heras #myouterwoman #feminismo #soyfeminista

A post shared by ERNESTO ARTILLO (@ernestoartillo) on

Es probable que este uniforme sea también este sábado, 3 de febrero, protagonista de la ceremonia de entrega de los Premios Goya -o que, directamente, dé relevo a otra protesta con similar fuerza visual-. Por ahora, además de centro de todas las miradas en los Feroz, el traje intervenido también ha supuesto un importante toque de atención en la última gala de OT, especialmente significativo el gesto aquí, más valiente si cabe que en una fiesta cinematográfica por todo lo que implica que ondease esta enseña una sola persona -y no un puñado de ellas-, en prime time, en la televisión pública y en un programa especial, probablemente el más seguido de la edición, susceptible de ser visto en toda Europa.

Quiso escarbar el presentador. «El traje que llevas hoy no es porque sí», le dijo. «No, no es porque sí», confirmó él. «Es un mensaje importante para la causa "Soy feminista", el proyecto se llama "La mujer que llevo fuera" y nada... soy feminista», se proclamó Alfred. Desde luego, todo un referente ya. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿Por qué todo el mundo lleva estos trajes con una silueta femenina pintada a mano?