Estas son las aplicaciones más caras del mundo

Muchas cuestan más que el propio teléfono y algunas incluso se regodean en ello: «¿Quieres comprar una aplicación cara simplemente porque puedes hacerlo?»


Redacción / La Voz

Agárrense: hasta 350 euros puede llegar a marcar la etiqueta de una aplicación a la venta en la tienda virtual de Android, Google Play. No el teléfono, solamente uno de sus programas. Es el precio máximo estipulado para las herramientas diseñadas para el sistema operativo del robot verde, un tope que en el bazar de Apple, reina de la exclusividad, se eleva hasta los 1.099,99 euros. El espectro de los chicos de la manzana es amplio: ofrecen a sus desarrolladores un total de 87 franjas de precios distintos para que, una vez hayan tasado su propia herramienta, elijan la que mejor les convenga para lanzarla a su escaparate. El importe a desembolsar por el usuario puede llegar a ser incluso mayor si resulta que la aplicación está condicionada a una suscripción periódica o si incluye, además, compras internas.

Lejos de resultar valores anecdóticos, contados con la palma de una mano, lo cierto es que una rápida búsqueda devuelve un buen puñado de programas que actualmente exigen para su descarga el pago previo de cantidades de tres cifras, algunas con más argumentos que otros. Porque, ¿qué tipo de servicio al que solo puede accederse a través de un teléfono móvil, como mucho a través de una tableta, merece una inversión de casi mil euros? ¿Por qué tipo de utilidades el usuario está dispuesto a dejarse un riñón? Principalmente por aquello que necesita y no puede encontrar en otro lugar, por una aplicación exclusiva o especializada. O... por puro capricho.

Del mismo modo que hay quien no muestra reparos en cambiar de teléfono cada vez que asoma en el mercado otro más puntero -más rápido, más ligero; mejor-, hay quien se pone nervioso si tras hacerse con lo último no puede presumir de él y, en él implícitos, de los ceros de su cuenta corriente. Este tipo de usuario suele pasar entonces a la customización exagerada, a las carcasas lujosas de oro y diamantes, a los accesorios aparatosos. Y será el mismo que aflojará sin remordimientos el bolsillo cuando se tope con una app que reconozca descaradamente que no sirve para nada más que para recordarle que ha podido comprarla.

Bar Max

Apple. 999,99 euros. Es una guía de estudio del examen que se exige en EE.UU. para ejercer como abogado. La descarga de esta aplicación es gratuita, pero la instalación viene con trampa: casi mil euros por acceder al temario.

Cybertuner

Apple. 1.099,99 euros. Nunca afinar un instrumento salió tan caro como con esta «app», adaptación para iOS del Reyburn Cyber Tuner, un software diseñado para el afinador profesional

iVip Black

Apple. 1.099,99 euros. El usuario recibe trato preferente, beneficios exclusivos en locales y eventos, y condiciones especiales en compras. Pero para tenerla debe acreditar que cuenta con un patrimonio superior a un millón de libras.

Ignition

Apple. 1.099,99 euros. Permite acceder desde un iPhone o un iPad a cualquier ordenador con sistema operativo Windows o Mac, manejarlos de forma remota e incluso transferir documentos entre los distintos equipos.

App.Cash

Apple. 999,99 euros. Transforma cualquier iPhone o iPad en una caja registradora virtual. Permite gestionar pedidos, imprimir recibos y llevar las cuentas del negocio: controlar inventarios, envíos o sistemas logísticos.

Joyas de Abu Moo

Android. 350 euros (por joya). Seis ridículas herramientas que no sirven absolutamente para nada. Una vez descargadas, una piedra preciosa se fijará como fondo de pantalla para recordarle a su dueño cada céntimo invertido.

Atlas Médico

Android. 284,99 euros. Toda la información de la décima edición del prestigioso Atlas de las Operaciones Quirúrgicas de Zollinger, más 1.500 imágenes y un buscador para localizar intervenciones concretas.

Classic TC

Apple. 299,99 euros. Pensada para gente con autismo, síndrome de Down, apraxia u otra condición médica que afecte a la capacidad del habla. Funciona como solución de comunicación multifuncional.

Barcelona vs Madrid

Apple. 329 euros. Como su propio nombre indica, este juego para dispositivos de Apple enfrenta a los dos grandes equipos del fútbol español. ¿Su punto fuerte? La calidad de sus gráficos.

Antivirus Security

Android. 124 euros. AndroHelm Security cuenta con uno de los mejores antivirus del mercado: incluye actualizaciones gratis, bloqueo de llamadas o virus, lista negra de números de teléfono o protección de privacidad frente a las «apps» peligrosas.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Estas son las aplicaciones más caras del mundo