¿Cuál es el mejor país para estudiar inglés?

¿AMÉRICA O EUROPA? Para unos está al otro lado del charco, donde se encuentra el mejor país de habla inglesa según el informe PISA, sin embargo, para otros no es necesario salir de Europa para vivir la experiencia y mejorar el nivel de inglés. Al elegir el destino es importante tener en cuenta la edad y lo que busques una vez allí. I Want to Live In...

.

Ni te imagines como Blair y Selena por el Upper East Side en Nueva York, porque tu vida como estudiante americano no se parecerá en absoluto a las protagonistas de Gossip Girl. Si decides trasladar tu expediente al otro lado del charco puedes acabar viviendo en Míchigan o en Dakota del Sur, pero ni en sueños aterrizarás en Los Ángeles, ni en Miami, ni en Chicago. Decidir un destino para estudiar un año académico no es sencillo. Ni los expertos coinciden. Insisten en que es muy diferente según la edad y lo que se vaya buscando. Partiendo de que el 99 % de los alumnos tienen en mente vivir una experiencia y mejorar el nivel de inglés, les planteamos la pregunta. ¿Adónde nos vamos?

«Yo me quedo con Irlanda», explica Carlos Cadavid, director de Eurolingua, agencia especializada en estancias en el extranjero. Señala que cada destino tiene sus pros y sus contras, pero quizás Irlanda es el punto medio entre Estados Unidos y el Reino Unido. «Cuando van a Estados Unidos suelen volver con un nivel de inglés superior, la inmersión es total, ya que la mayoría de programas son en poblaciones pequeñas, pero las familias suelen ser más conservadoras y tradicionales, con lo que el choque cultural y educativo también es mayor. Por eso yo creo que Irlanda es lo más parecido a lo que tenemos aquí», comenta. La hospitalidad de la gente -destaca Carlos-, su carácter familiar, los paisajes verdes, el clima... nos acercan. Y tanto. Para muchos padres la distancia es fundamental y que esté a dos horas de avión es un punto que vale doble. Además, no hay diferencia horaria, y no hay que hacer malabarismos para conectarse al Skype. «Tienen un refrán muy descriptivo de su carácter ‘It´ll be grand’ que es muy parecido a nuestro ‘malo será», son muy tranquilos y flexibles. Te pueden llevar a una boda con ellos e integrarte con sus amistades, pero una vez que regresas no te van a mandar e-mails, como lo pueden hacer los americanos, con ellos pierdes el contacto muy fácilmente, aunque si los vuelves a ver diez años después te recordarán como el primer día». Cadavid reconoce el buen nivel del sistema educativo británico, pero advierte de su rigidez. «Me parece un buen destino si vas a mandar al estudiante cuatro años, pero un año para aprender otra cultura no lo acabo de ver. Los padres no los mandan a aprender Matemáticas, y en Inglaterra no están en familias, estudian y duermen en el mismo colegio, no se integran en la sociedad», matiza.

EL COLE DE HARRY POTTER

Sin embargo, la calidad de los internados británicos, su prestigio y que tengan un «halo especial» hacen que Marina Filgueira, directora de la agencia Twist, se decante absolutamente por el sistema del Reino Unido. No oculta que la distancia, y el hecho de que los alumnos puedan venir hasta cinco veces a casa a lo largo del curso, suman, pero por encima de todo resalta que es una educación de élite, unos 12.000 euros por trimestre, y no está al alcance de todos los bolsillos. «La forma de enseñar se basa en trabajar las competencias. Es muy parecido al sistema canadiense, que está en lo alto del informe PISA. La gran diferencia respecto a Irlanda o Estados Unidos es que aquí no hay familias, son internados, normalmente privados, donde se estudia y se duerme, como el de Harry Potter», comenta Marina.

La edad debería ser la vara de medir la distancia, según Pablo Martínez de Velasco de Ad Astra. «Hasta 4º. de ESO yo recomendaría Irlanda, a partir de 1.º de bachillerato, Estados Unidos o Canadá», matiza. A diferencia de otros programas de estancias en el extranjero, Pablo destaca que el de EE.UU. es el único en el que las familias se ofrecen voluntariamente a acoger estudiantes. «Es más diferente sí, pero también es más enriquecedor. Allí sí que viven un año americano, se sumergen en la cultura, en las fiestas, en las tradiciones...». Advierte de que la educación es distinta a la nuestra, «no tanto de chapar sino de proyectos o trabajo en equipos, es muy fácil, no se dan cuenta de que están estudiando». (Que es a lo que van). Así que...

Europa o América, esa la cuestión. YES.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

¿Cuál es el mejor país para estudiar inglés?