Ramona Maneiro: «la eutanasia debe ser para la gente que la quiera y nada más»

La mujer que ayudó a morir a Ramón Sampedro se ha mostrado optimista ante el debate parlamentario sobre la muerte digna

.

Barcelona

Ramona Maneiro, la mujer que ayudó a morir al tetrapléjico gallego Ramón Sampedro hace 20 años y que abrió el debate sobre la muerte asistida en España, ha afirmado hoy que «la eutanasia debe ser para la gente que la quiera y nada más».

El Pleno del Congreso toma en consideración una proposición de ley del Parlamento de Cataluña para despenalizar la eutanasia y la ayuda al suicidio, a través de la modificación del Código Penal.

En una entrevista en RAC1, Maneiro ha dicho que lamenta «pensar que lo que hizo Ramón Sampedro no valió la pena, pero si ahora se regula la eutanasia, me parece genial. A ver si es verdad».

La mujer que ayudó a morir a Sampedro se ha mostrado optimista ante el debate parlamentario sobre la muerte digna y ha pedido «retirar las penas a los que ayudan a los enfermos que quieren poner fin a su vida».

«La eutanasia -ha declarado- debe ser para la gente que la quiera y nada más. Para aquella gente que quiera poner punto final a la vida en un momento en que no puede luchar más».

Sobre su ayuda a morir a Sampedro, Maneiro ha recordado: «Hice lo que me había dicho Ramón. Con todas las consecuencias. Yo no había matado a nadie. Matar es muy relativo. No entiendo a la gente que hace daño de verdad y que va a la cárcel dos días y con el paro».

Por su parte, el doctor Marcos Hourmann, que fue condenado por aplicar la eutanasia, ha declarado a la misma emisora que está «ilusionado y espero que sea un pequeño gran paso para que esto, después de 20 años de debate, comience a rodar y los políticos den la talla ante una sociedad que la reclama (la eutanasia) de forma tímida y que la comprende».

Según el médico, «la eutanasia debería aplicarse ante una situación médicamente irreversible e incurable. Sobre todo, incurable. El segundo requisito debería ser entender el sufrimiento máximo insoportable sostenido en el tiempo. Nadie piensa en morir de un día para otro. Es un proceso interno que lleva años de entendimiento por el paciente consigo mismo, de entender que sus fuerzas llegan hasta aquí».

«Se ha de entender la libertad del individuo y del ser humano, comprender este sufrimiento humano», ha concluido

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ramona Maneiro: «la eutanasia debe ser para la gente que la quiera y nada más»