«Safe», intriga con sello de Harlan Coben

El actor Michael C. Hall vuelve a televisión con este «thriller» que hoy estrena Netflix

.

redacción / la voz

La seguridad total no existe. Vivir en una acomodada urbanización inglesa resguardada detrás de altas verjas y vigilada permanentemente por cámaras de seguridad no proporciona inmunidad contra las debilidades humanas que se despliegan en Safe, una nueva serie creada por el autor de novela negra Harlan Coben y que hoy estrena Netflix. Después de ser la encargada de clausurar la primera edición del festival Canneseries, esta ficción aspira ahora a convertirse en uno de los títulos del año para los amantes del género negro.

En los dos primeros episodios de los ocho que la componen, Safe consigue atrapar al espectador con eficacia en la escalada de problemas que se desencadenan en la familia de un cirujano pediátrico de buena posición, viudo y padre de dos hijas adolescentes interpretado por el actor Michael C. Hall, que regresa a televisión después de Dexter y A dos metros bajo tierra.

Por su parte, Amanda Abbington (Sherlock) encarna a la policía local que deberá empezar a desentrañar varias madejas que enredan a esta comunidad de apariencia perfecta.

Desde la escena inicial, que recrea el entierro de la esposa, se muestra que la relación del doctor Tom Delaney con su hija mayor, Jenny, parece turbia por algún hecho del pasado. A partir de ahí, la incomunicación no hará más que empeorar. De hecho, la desaparición de Jenny en circunstancias inquietantes será el desencadenante que convertirá a la serie en una trama de historias cruzadas en la que hay crímenes, mentiras y misterios y todos los personajes parecen esconder secretos y tener un lado oscuro. Pronto en el primer episodio el espectador se encuentra sospechando ya de todo el mundo, algo que aparece muy subrayado por el guion y buscado con especial empeño. El propio doctor tiene también alguna que otra faceta por revelar.

Falso control

La búsqueda de la desaparecida permite al protagonista descubrir lo poco que conoce en realidad a sus vecinos y también a sus amigos. Al mismo tiempo lo enfrenta a los miedos paternos que lo han llevado a instalar una aplicación para espiar el teléfono móvil de su hija con la falsa esperanza de tener el control sobre su vida.

Safe comparte en su arranque el concepto de comunidad cerrada, donde pocas cosas son lo que parecen, que tiene Big Little Lies, uno de los grandes éxitos del pasado año, siempre que estemos dispuestos a cambiar las lujosas casas del soleado Monterrey por las calles de Manchester y las disputas maternas en torno a los cumpleaños infantiles por las consecuencias de las fiestas domésticas que celebran los adolescentes cuando los padres no están en casa.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

«Safe», intriga con sello de Harlan Coben