Joven, «low cost» y conectada

Honor, la segunda marca de Huawei, crece en España impulsada por una estrategia basada en móviles baratos

.

Redacción / La Voz

Los fabricantes de smartphones vendieron un total de 336,1 millones de unidades durante el primer trimestre del 2018, un 2,4 % menos que en el mismo período del año anterior. Las cifras son desiguales entre las cinco primeras compañías de la lista, con el líder, Samsung, y la que cierra el top 5, Oppo, experimentando sendos descensos del 2,4 % y el 7,5 %. En el primer caso hay que tener en cuenta que sus nuevos terminales estrella Galaxy S9 y S9+ no se presentaron hasta finales de febrero, en el MWC de Barcelona, y tardaron en distribuirse todavía algunas semanas más. Y en el segundo obedecería a la competencia en el mercado chino, que es el principal baluarte de Oppo, la menos internacionalizada de las empresas que encabezan el ránking.

Apple experimentó un tímido avance del 2,8 % (a pesar de contar con una nueva hornada de terminales, el iPhone X y los iPhone 8 y 8 Plus). Y los que realmente arrasaron en ventas fueron Xiaomi (un 87,8 % más) y Huawei (+13,8 %). En el primer caso, es obvio que la entrada en el mercado europeo ha disparado la confianza en una marca cuyos móviles hasta hace poco solo se podían adquirir vía AliExpress o a través de tiendas de importación (físicas u online).

El caso de Huawei es significativo, porque ya está asentada como tercer fabricante mundial de smartphones y por lo tanto no tiene tanto margen para crecer como otras que prácticamente no habían salido del mercado asiático. Y no es aventurado apuntar que una parte del éxito de la compañía de Shenzhen se debe a su estrategia en el segmento de la gama media y, concretamente, a su marca asociada, Honor.

En línea con su eslogan For the brave (Para los valientes), la marca fue creada «para responder a las necesidades de los usuarios nativos de lo digital, a través de productos optimizados para Internet que ofrecen experiencias de uso superiores, inspiran a la acción, fomentan la creatividad y brindan a los jóvenes las herramientas necesarias para alcanzar sus sueños».

Honor cuenta con toda la red de posventa de Huawei, por lo que sus clientes pueden hacer uso de sus servicios cuando así lo deseen. Esto incluye asistencia técnica y asesoramiento al usuario -en enero se inauguró en Madrid el primer centro de atención al cliente en España y segundo de Europa-, pero también el acceso a la Huawei AppGallery. Esta tienda de aplicaciones globales y juegos está preinstalada en todos los nuevos teléfonos Honor, como los recientemente presentados 7A y 7C.

Dentro de su apuesta por la gama media low cost, estos dos móviles de Honor suponen una vuelta de tuerca que pone las cosas todavía más difíciles en el disputado nicho de los teléfonos inteligentes baratos. El Honor 7C incorpora incluso tecnologías que parecían reservadas a los terminales premium, como pantalla infinita de 5,99 pulgadas, reconocimiento facial, cámara dual en la parte trasera (el doble objetivo, 13+2 MP, optimiza las imágenes con efecto bokeh) y flash en la delantera para obtener unos selfis más luminosos.

Desbloqueable con la huella dactilar o con la mirada, el móvil está equipado con un procesador de ocho núcleos y una batería de 3.000 mAh, diseñada para aguantar varios años manteniendo más del 80 % de su capacidad. Con 3 GB de RAM y 32 GB de capacidad de almacenamiento, el precio es muy competitivo: 179 euros.

Por su parte, el Honor 7C reduce su panel hasta las 5,7 pulgadas (también sin bisel y con la misma proporción 18:9 que se ha convertido ya en un estándar) y cuenta con 2GB de RAM y 16 de almacenamiento. Sale con un precio de 139 euros y pone mucho énfasis en el audio: con un amplificador SMART PA de alta potencia y altavoces especiales, brinda un sonido potente e inmersivo de 88 dB. Además, ofrece monitoreo de audio en tiempo real a través de sus auriculares y admite el bajo virtual SWS3.1, lo que permite replicar la experiencia de un estudio de grabación y escuchar nuestra propia voz mientras grabamos una canción. Toda una declaración de intenciones en estos tiempos en los que la chavalada no quita ojo a fenómenos como Operación Triunfo.

Pero no es solo el hardware lo que explica la cada vez mayor demanda de los dispositivos de Honor. Mobile Cloud Services, la plataforma en la nube de Huawei, no deja de crecer con nuevos servicios (Temas, Screen Magazine, Cloud, AppGallery, Payment, Video, Music...) a los que se puede acceder con un único ID, lo que agiliza la experiencia de usuario.

Cada dispositivo Honor permite hacer backup o restaurar los datos sin cables, transferirlos y sincronizarlos de una manera sencilla, así como guardar y acceder a archivos de manera segura utilizando Cloud Drive (ofrece 5GB de almacenamiento gratis). Todos los datos se almacenan solo en la UE, siguiendo las leyes de protección de datos europeas y con encriptado de extremo a extremo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Joven, «low cost» y conectada