Los españoles prefieren escribir mensajes instantáneos a llamar por teléfono

El uso de WhatsApp o Telegram varias veces al día ya duplica al de las llamadas

.

redacción / la voz

Miles de aplicaciones han convertido a los teléfonos inteligentes en aparatos que se usan para casi todo. Excepto para telefonear. La propagación de los servicios de mensajería instantánea, considerados más privados y versátiles, está provocando el declive de las llamadas de voz tradicionales, que los nuevos usos y costumbres empiezan a relegar. Un 60,1 % de los españoles utiliza varias veces al día aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Telegram o Facebook Messenger, por mencionar las más comunes. Estas se han convertido ya en el servicio de comunicación con mayor uso diario, tal como revela el Panel de hogares correspondiente al cuarto trimestre del 2017 elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).  

El porcentaje de uso es muy superior al de aquellos que realizan varias llamadas de móvil al día (24,5 %) o de teléfono fijo (12,2 %). Por el contrario un 18,9 % de los usuarios no llama nunca a través de teléfono fijo y un 6,7 % nunca hacen llamadas a través del móvil.

Las estadísticas revelan también que los mensajes de texto (SMS), que suponen para el usuario un gasto añadido sobre las tarifas planas contratadas frente a la gratuidad de la mensajería instantánea, van cayendo en desuso y son utilizados en contadas ocasiones. Casi un 58,2 % de los españoles nunca envía SMS a través del móvil, frente a un 2,2 % que sí los manda varias veces al día.  

Videollamadas

Entre los nuevos usos que se van implantando, un 4,3 % de los usuarios emplean varias veces al día aplicaciones como WhatsApp o Skype para hacer llamadas o videollamadas a través de Internet. En este caso, un 17 % de los usuarios regulares de estos servicios on-line se considera poco a nada satisfecho con la calidad de la conexión. Según la CNMC, estos mismos usuarios se confiesan más contentos con la calidad de las llamadas tradicionales (a través de móvil o fijo), donde el grado de insatisfacción se reduce casi a la mitad (9 %).

Las estadísticas que arrojan las costumbres de los españoles no son exclusivas, sino que parecen responder a una tendencia global en la que, del mismo modo que el teléfono móvil ha ido sustituyendo al fijo doméstico, los servicios de mensajería van reemplazando progresivamente a la comunicación telefónica tradicional, que algunos, especialmente las jóvenes generaciones, consideran ya una práctica demasiado intrusiva que reserva para los asuntos urgentes.

Hablar en voz alta con otro interlocutor de forma simultánea requiere una dedicación casi exclusiva por ambas partes durante el tiempo que dure la llamada, mientras que el mensaje escrito resulta más silencioso y permite hablar sin hablar realmente con varias personas o grupos a la vez, una práctica que resulta elemental para los más jóvenes, que ya no tienen como costumbre llamarse entre sí.

«Sus vías de acceso a los otros son mucho más ricas, más creativas que la conversación telefónica, que les parece arcaica. Ellos tienen escrituras híbridas, hechas de textos, dibujos, imágenes animadas, emojis, pegatinas, gifs, etcétera», afirmaba hace un año Laurence Allard, profesora e investigadora de sociología digital, en un reportaje publicado por Le Monde que decretaba «la pequeña muerte de la conversación telefónica».  

Sobre estas nuevas formas de comunicación por mensajería, añadía Monique Dagnaud, socióloga y autora del libro Generación Y. Los jóvenes y las redes sociales: «Una forma de mantener al otro a distancia, de resistir a la invasión de la comunicación, de mantener el control».  

Los usuarios ven positivo cruzar comunicaciones entre plataformas

El estudio de la CNMC refleja que los usuarios consideran una buena idea fomentar la interoperabilidad entre plataformas en el caso de la mensajería en Internet, un supuesto que implicaría, por ejemplo, que los usuarios de WhatsApp pudieran enviar mensajes a un usuario de Telegram. Esta posibilidad le parecería bien a un 62,2 % de los usuarios. El porcentaje de valoración positiva aumenta a un 75,2 % en el caso de los usuarios de llamadas de voz o videollamadas por Internet, que se muestran favorables a la posibilidad de cruzar llamadas entre diferentes plataformas. Un 93,2 % de los españoles considera «bastante o muy importante» la calidad de la conexión de los servicios y un 89,6 % valora la confianza en la protección de sus datos personales.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los españoles prefieren escribir mensajes instantáneos a llamar por teléfono