Reino Unido se plantea eliminar el «salvaje oeste» en las redes sociales

Un comité del Parlamento asegura que la democracia peligra por las noticias falsas

El Reino Unido considera que Facebook no lucha lo suficiente contra las falsas noticias
El Reino Unido considera que Facebook no lucha lo suficiente contra las falsas noticias

londres / corresponsal

El Comité Digital, Cultura, Medios y Deporte recomendó ayer al Gobierno británico endurecer la regulación sobre la responsabilidad de las empresas tecnológicas que comparten contenido falso, advirtiendo que la «democracia está en peligro», por lo que es el momento de actuar para proteger los valores compartidos, la integridad de las instituciones democráticas y limpiar las redes sociales del «salvaje oeste».

En un informe oficial hecho público ayer, el comité alega que en plena era digital, que cambia rápidamente, el actual marco legal existente «ya no es adecuado para su propósito», lo que está provocando que la desinformación y la difusión de noticias falsas en Internet amenacen el futuro de la democracia en el Reino Unido. Después de meses de investigación sobre fake news, el informe se presenta antes de la implementación de una legislación destinada a revisar la seguridad y el uso de Internet, que se espera sea iniciada por el Gobierno a finales de este año.

El informe fue filtrado a última hora del viernes por Dominic Cummings, quien dirigió la campaña Leave Leave en el referendo de la UE, favorable a la salida del bloque común. El estudio propone al Gobierno comenzar a revisar las medidas de seguridad y los algoritmos utilizados por las compañías de tecnología para priorizar unos flujos de contenido frente a otros. De hecho, se refiere a este fenómeno como «manipulación» de los sitios y pide que se haga «más transparente». El trabajo se centra en investigar el caso del gigante tecnológico Facebook, acusando a la compañía de «ofuscación» cuando se le pedía responder preguntas sobre posibles interferencias a través de la plataforma de gobiernos extranjeros, como Rusia, en campañas como la del referendo sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea en junio del 2016.

Facebook, en el foco

El mayor interés del comité pasaba por determinar si Moscú había financiado la colocación de anuncios políticos en Facebook durante la campaña del referendo, en el que resultó ganador, contra todo pronóstico, el brexit. La solución dada por el equipo parlamentario pasa porque tanto Facebook como otras webs similares sean responsabilizadas por el material «dañino y engañoso» en sus webs y que pasen a ser reguladas.

Facebook se convirtió en el foco principal de la investigación del comité después de que la consultora británica Cambridge Analytica accediera indebidamente a los datos de 87 millones de usuarios. La compañía también está siendo investigada por Estados Unidos y por la Unión Europea. «Empresas como Facebook facilitaron a los desarrolladores el robo de los datos de los usuarios y su implementación en otras campañas sin su conocimiento o consentimiento», explicó Damian Collins, presidente del Comité de Medios Digitales, en una entrevista a la BBC.

Para Collins, está claro que las personas sufren para identificar «noticias falsas». Asegura que estamos ante «herramientas tan poderosas que pueden llegar a millones y millones de personas en todo el mundo con el toque de un botón», por lo que llama a que el Gobierno introduzca como requisito que los anuncios electorales tengan una «impresión digital», por lo que las comunicaciones políticas publicadas en Internet necesitarían estar identificados claramente por quiénes fueron publicadas.

Desde la oposición, el partido laborista dijo que el Gobierno «necesita despertar frente a los nuevos desafíos a los que nos enfrentamos y, finalmente, actualizar las leyes electorales». La propuesta, en todo caso, acelerará un cambio legislativo contra las fake news.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Reino Unido se plantea eliminar el «salvaje oeste» en las redes sociales