De profesión, «influencer»

La Universidad Autónoma de Madrid lanza el primer curso universitario para aprender a marcar tendencias en moda y belleza para el cual no será necesaria la selectividad

1.949.134 usuarios de Youtube están suscritos al canal de Aida Domenech, Dulceida
1.949.134 usuarios de Youtube están suscritos al canal de Aida Domenech, Dulceida
b.p.
redacción / la voz

«Ser influencer no es saber posar y hacerse cuatro fotos». Esta afirmación parte de Manuel de Juan, uno de los directores del primer curso universitario para influencers en España. Miles de jóvenes en el país sueñan con convertirse en el próximo Sergio Carvajal o ser la nueva Dulceida. A partir de octubre podrán estudiar para ello en el curso sobre influencia en moda y belleza que ofrece la Universidad Autónoma de Madrid. «Nos dimos cuenta de que la publicidad a través de la televisión ha muerto. Cada vez se consume menos contenido a través de los medios convencionales y se accede a ellos por plataformas como Netflix, donde no hay anuncios», cuenta De Juan. «Ahora la publicidad está en manos de los influencers y queríamos tomárnoslo en serio. No sabemos si será el futuro, pero tenemos claro que es el presente», añade.

Las clases pueden ser presenciales o virtuales y en ellas se imparten distintos conocimientos, como psicología de la moda, persuasión para influencers, tolerancia a la crítica o cómo predecir tendencias. «No es un mundo tan fácil como parece, cada vez hay más. Empiezan muchos, pero son muy pocos los que se mantienen. Hay que hacerlo bien desde el principio y estar formado para ello», asegura Mónica Gómez Cuétara, una de las profesoras confirmadas para el curso. La que fuera creadora de la primera escuela española de personal shopper se encargará de que sus alumnos tengan una imagen mucho más global de su trabajo. «Mi objetivo es enseñarles lo que mejor sé hacer. La adaptación de las personas o marcas a los diferentes mercados, plantear las cosas respecto al mundo. Tienen que comprender que los contenidos que publican no solo se leen en España», cuenta.

Pelayo Díaz convierte en deseo cada prenda que luce en sus fotografías
Pelayo Díaz convierte en deseo cada prenda que luce en sus fotografías

La formación en este campo, es totalmente necesaria, según opina De Juan. «Tienen que conocer el valor que tiene la moda y el del tejido, el esfuerzo que hay detrás, cuál es el mercado...», explica. «Además, una persona que llega a ser influencer es porque cuenta con una gran cantidad de seguidores sobre los que causa un impacto muy grande. Tienen que ser conscientes de la ética que debe de guiar todo eso, respetar las marcas que uno representa y respetarse a sí mismo como marca. Hay que ser claro y honesto con los valores que uno transfiere».  

No hará falta selectividad

A pesar de ser estudios universitarios, no es necesario realizar la prueba de selectividad para acceder a ellos. «Esto ha sido un poco polémico como cualquier cosa que se adelanta a su tiempo. Los héroes de los jóvenes no son los mismos que los nuestros. No podemos someterlos a todo el rigor del pasado y dejar que se vaya esa frescura y esa espontaneidad», piensa De Juan. El curso es un proyecto resultante de la colaboración entre las facultades de Psicología, Economía, Empresariales, la Ibiza Fashión Week y la Escuela de Inteligencia Económica de la UAM. Está dirigido por Manuel de Juan Espinosa y Manel Torrents Condeminas. Además, cuenta con todo un referente en el mundo de la moda como directora honorífica, Ágatha Ruiz de la Prada. El próximo día 27 se anunciarán los precios de inscripción.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

De profesión, «influencer»