Tráfico estudia que los conductores paguen los daños de accidentes causados por el móvil

Ve bien una propuesta de Pons Seguridad Vial para que las aseguradoras reclamen a los causantes el dinero pagado en la indemnización, como ocurre en los casos de alcoholemia

.

Redacción

La Dirección General de Tráfico ve «con buenos ojos» y confirmó en su cuenta de Twitter que va a estudiar una propuesta de la consultora Pons Seguridad Vial que plantea que las aseguradoras puedan ejercer el derecho de repetición contra los conductores que causen accidentes por ir utilizando el teléfono móvil, es decir, que las compañías reclamen al causante del siniestro la indemnización abonada a las víctimas, como ya sucede en los casos de alcoholemia. La propuesta parte de un informe elaborado por Ramón Ledesma, actual asesor de Pons y que fue subdirector en la anterior etapa de Pere Navarro al frente de la Dirección General de Tráfico. Navarro y Ledesma trabajaron conjuntamente en los últimos años en el análisis de propuestas para mejorar la seguridad vial en España y en países latinoamericanos.

Según la consultora, el impacto preventivo en los conductores de esa medida podría reducir entre un 30 y un 40 % los accidentes causados por distracciones asociadas al uso del teléfono móvil. Para llevar adelante la propuesta habría que modificar la normativa del seguro del automóvil para que las compañías aseguradoras pudiesen ejercer el derecho de repetición contra el asegurado causante del siniestro para reclamarle el dinero de la indemnización que abonó para sufragar los daños materiales y las lesiones causadas a las víctimas del accidente.

Esa posibilidad ya se aplica en casos de accidentes causados por conductores que dan positivo en alcohol. El artículo 10 de la Ley del Seguro establece que el asegurador, una vez efectuado el pago de la indemnización, podrá repetir contra el causante del daño si este fuera debido a la conducción bajo la influencia de «bebidas alcohólicas, drogas tóxicas estupefacientes o sustancias psicotrópicas». La propuesta plantea añadir un apartado para que las compañías pudieran repetir «contra el conductor por los daños ocasionados como consecuencia de la utilización manual del teléfono móvil».

Ledesma considera que la normativa en relación al teléfono móvil necesita una actualización porque cuando se confeccionó la Ley del Seguro, en el 2004, no existía ese problema con las distracciones causadas por el móvil, que se han convertido en el primer factor de accidentalidad y «es necesario que el conductor se autofiscalice y entienda por sí mismo que las conductas infractoras tendrán graves consecuencias personales que le motivarán para comportarse adecuadamente al volante». Ledesma asegura que se trata de enviar «un mensaje de corresponsabilidad a los conductores».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Tráfico estudia que los conductores paguen los daños de accidentes causados por el móvil