Dos ballenas azules, madre y cría, se dejan ver en Galicia

Hace décadas que no se produce un avistamiento de dos ejemplares, calificado de histórico por los expertos

Dos ballenas azules, madre e hija, se dejan ver en Galicia Hace décadas que no se produce un avistamiento de dos ejemplares, calificado de histórico por los expertos.

Redacción

El gigante de los mares parece que vuelve a incluir a Galicia en su ruta migratoria para alimentarse. Si el 26 de julio el avistamiento de una ballena azul «joven, de solo 18 metros» sorprendía a los científicos del Bottlenose Dolphin Research Institute, BDRI, a pocas millas de Fisterra, ahora dos ejemplares del mamífero marino avistados el sábado, en la parte exterior de las islas Ons y Sálvora, alimentan las esperanzas de los biólogos marinos.

Documentado por primera vez uno de los festines más espectaculares de nuestros mares: «La migración del lanzón» El BDRI graba entre Sálvora y Ons unas espectaculares imágenes de cientos de depredadores, capitaneados por un centenar de delfines, alimentándose de de una inmensa masa de peces

Por primera vez en décadas, desde que en 1985 se estableció la moratoria sobre su caza, se han dejado ver dos de estos cetáceos juntos en la costa gallega. Probablemente se trata de una madre y su cría, por el tamaño de ambos. Con el grupo viajaba otro gran cetáceo. «Tivemos a sorte de ver tres baleas. Só podemos confirmar que dúas son azuis. Unha parecía un adulto e outra un xuvenil. Sabémolo polo tamaño e o tipo de sopro que fan, totalmente recto e moi, moi alto; pola coloración clariña e jaspeada; e tamén pola aleta dorsal: moi atrasada e pequena comparada co tamaño corporal. Noutras especies é moito máis alta», describía a bordo del Chasula un emocionado Pablo Covelo, biólogo del Cemma, Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños. La ballena azul es el animal más grande de la Tierra, puede alcanzar los 30 metros de largo, y se encuentra en peligro de extinción. «Ata o 2016 só houbo rexistros desta balea en Canarias. Hai dous anos avistouse por primeira vez unha na península, no País Vasco. No 2017 xa houbo rexistros en Galicia. O último foi en xullo», explica Covelo. «A balea común e a xibarte son as máis habituais aquí», añade. Sobre si se puede constatar una recuperación de su ruta gallega para alimentarse, es cauto: «Hai que agardar a ter series temporais longas. As cousas no mar están moi cambiadas. Xa o din os mariñeiros. O avistamento do ano pasado foi a finais de setembro. Este, en pleno verán», destaca Covelo. El biólogo marino del Cemma viajaba en la embarcación Chasula, con base en el puerto de O Grove. Un barco dedicado a las expediciones marítimas para expertos y aficionados. Desde el patrón, Isidro Mariño, a los viajeros, asiduos a este tipo de rutas, descataron la excepcionalidad del encuentro pelágico. «Somos uns privilexiados. Saín ducias de veces, tamén por Canarias, e nunca vira a balea azul», confiesa Xurxo Piñeiro, guía especializado en ornitología. Todos coincidieron a la hora de definir el momento: «Mágico».

Las ballenas azules regresan a Galicia Científicos del Bottlenose Dolphin Research Institute de O Grove avistan un cetáceo de 24 metros a diez millas de Ons y certifican que no es el mismo que el de Muros
La ballena azul vuelve a Galicia BDRI grababa este ejemplar de 18 metros el jueves muy cerca de Fisterra. Creen que vuelven a Galicia en busca de alimentos retomando así una antigua ruta de migración. La actividad ballenera acabó con estos ejemplares en la zona hace décadas

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Dos ballenas azules, madre y cría, se dejan ver en Galicia