Ahora el bikini se ata al revés

Valentina Fradegrada ha extendido una nueva forma de colocarse la prenda que se empieza a ver en las playas


No hay verano en el que el bikini no se reinvente de alguna manera. Y esta vez no es un cambio de tejido o de forma, sino una nueva manera de colocarlo. Cuando parecía que no le quedaban vueltas de tuerca, la influencer italiana Valentina Fradegrada ha aparecido en escena con una nueva idea: el upside down bikini, que traducido es algo así como el bikini al revés o invertido.

No, no es que haya hecho nada del otro mundo, pero con 714.000 seguidores en su cuenta personal, cualquier invención acaba siempre siendo imitada. La técnica del bikini al revés de Fradegrada es sencilla: cogió las cintas de la prenda triangular que se ponen alrededor del cuello y las ató en la parte superior de sus pechos. De esta manera, quedan los hombros al descubierto, algo deseado por las mujeres a la hora de tomar el sol, para evitar las marcas.

La italiana hizo esto y para extenderlo creó una cuenta de Instagram dedicada en exclusiva a esta tendencia (@upsidedownbikini_official), además de una etiqueta del mismo nombre. Así se puede ver de qué manera se ha extendido esta moda. El primer tutorial es de hace once meses, pero ha sido en las últimas semanas, con la llegada del sol, cuando se ha hecho viral.

«No tenía ni idea de lo que era hasta que vi las fotos. En mi opinión, es una moda que, por ahora, se ve más en las redes sociales que en las playas», valora Ana Martínez Barreiro, profesora de Socioloxía y coordinadora del nuevo grado de Moda de la Universidade da Coruña. Al ver las imágenes que sube la modelo italiana tanto de ella como de otras mujeres que han seguido la tendencia, Martínez Barreiro aprecia que «está localizada en realzar los atributos femeninos». Esto es algo que sociológicamente encaja, dice, en la moda de tipo «expresiva, de atracción», en «captar la mirada del otro en un lugar muy femenino». No obstante, la profesora, quien cree que el bikini es «una de las prendas con más ventajas», considera esta tendencia como «pasajera». Es decir, una moda fad, como se denomina el comportamiento impulsivo de la población hacia algo que desaparece rápido.

Mientras, desde una de las principales marcas gallegas de ropa interior femenina, Selmark, creen que es «una nueva forma de diversificar el uso del bikini». «Muchas veces atarlo siempre en el cuello se hace aburrido y por eso se le da este efecto top. Además, al cruzarlo se realza el pecho», comenta Noelia Fernández, del departamento de diseño. En la firma le ven parecido a su bikini multiposición, con hasta cuatro formas diferentes de colocarlo. «Buscamos sacarle el máximo partido a un simple bikini triangular», señala.

Otras tendencias este verano son el cierre del escote con cordones, la combinación de dos piezas diferentes, los que tienen la pieza inferior por encima del ombligo o los metalizados.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ahora el bikini se ata al revés