Olivia Newton-John, una heroína contra el cáncer

La actriz acaba de confesar que está luchando contra el cáncer por tercera vez desde que en 1992 le fuera diagnosticado uno de mama

.

Yo estuve enamorado de ella, como todos. Bueno, más bien de Sandy, su personaje en la mítica Grease, que me pilló a mi también en una edad muy mala. Y la sigo admirando mucho, como actriz y por su incansable lucha contra el cáncer. Ahora Olivia Newton-John acaba de confesar que está luchando contra el cáncer por tercera vez desde que en 1992 le fuera diagnosticado uno de mama. Lo que no sabíamos es que tuvo que volver a tratamiento en el 2013, cuando regresó la enfermedad, a la que de nuevo logró combatir. Y a la tercera va la vencida, porque la artista ha explicado que los doctores descubrieron un tumor en la base de su espina dorsal el año pasado y está pasando por radioterapia. «Creo que ganaré y ese es mi objetivo», aseguró. Me parece un ejemplo de optimismo y ojalá les llegue toda su energía a los millones de mujeres que están pasando por la misma situación. Y que lo tengan claro: del cáncer se puede salir.

No es que me guste ponerme intenso, pero es que el mes pasado se reunieron Olivia y John Travolta con el resto del equipo por el aniversario de Grease y las fotos me provocaron un ataque de nostalgia.

el robo

Otra vez en París. París ya no es lo que era. O eso debió pensar la princesa saudí a la que robaron joyas por valor de 800.000 euros en el hotel Ritz de la plaza Vendome. En esta misma ciudad tuvo lugar el aparatoso incidente que tuvo como protagonista a Kim Kardashian, que fue amordazada y secuestrada por cinco encapuchados que también le robaron las joyas. Y este suceso la traumatizó, cuenta la muchacha, de por vida. Pues se está poniendo París peligroso, porque este último robo, el de la princesa saudí, se produce tres semanas después de que una relojería de fuera asaltada a punta de pistola cerca de la avenida de los Campos Elíseos, otro centro de tiendas de lujo de la capital.

vuelta al cole

Kiko Rivera ejerce de papá. Y es que no paro de alucinar con lo delgado que está Kiko Rivera, que esta semana acompañó a su hija a su primer día de cole. Eso sí, sus estilismos siguen siendo igualitos que antes.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Olivia Newton-John, una heroína contra el cáncer