El curioso caso de Meré Button

Jorge Meré, mejor jugador rojiblanco de 2016

Jorge Meré
Jorge Meré

Gijón

Veteranía adulta en la piel de un niño. Es una de las grandes promesas de esta Liga, y él lo sabe. Desde que llegó al primer equipo del Sporting, ningún aficionado queda indiferente con su juego y, aunque parezca asombroso dada su edad, la y templanza con la que toca el esférico. 19 años. Una edad muy temprana para convertirte en uno de los principales estandartes de tu equipo, pero Jorge lo ha hecho.

Salido de la cantera en la que ingresó en la categoría cadete, Meré es una de las señas de identidad de un Mareo siempre caracterizado por lanzar estrellas al fútbol profesional. Porta un 4 ya defendido por muchas leyendas de este deporte, pero eso no parece intimidarle. Bastan un par de encuentros para ver cómo, ese chico joven que fuera del verde parece inseguro, es el líder de la zaga, dirigiendo y corrigiendo a compañeros que le doblan en edad y experiencia. Ya en la categoría sub15 llamó la atención de la Roja, que no dudó en convocarle para la Copa México de Naciones de 2012. Posteriormente, su carrera hacia el estrellato le llevó a defender a nuestro país en categoría sub17, llegando a jugar la Eurocopa de 2014.

No obstante no fue hasta 2015 cuando disfrutó del éxito que tantos años de esfuerzo llevaba rondando; año en el que, con la Selección Española sub19, se proclamó campeón de la Eurocopa celebrada en Grecia, cuya final frente a Rusia será recordada por la excepcional actuación de nuestro central.

Actualmente, aunque el equipo no pase por su mejor momento, Jorge es uno de los jugadores más queridos y, su labor y amor por los colores, es reconocible en cada encuentro que disputa. Tenemos seguro en la defensa para rato. Un zaguero que promete ser digno sustituto en la selección absoluta, cuando llegue el momento.

 

El curioso caso de Meré Button