«Los puntos fuertes y débiles para que el Sporting gane al Huesca»

Francisco Rodríguez

SPORTING 1905

Abelardo
Abelardo LaLiga

Texto de análisis

25 nov 2022 . Actualizado a las 12:38 h.

El Real Sporting de Gijón abrirá este viernes la jornada 17 de la Liga Smartbank visitando a un Huesca que, por su fisonomía y funcionamiento tan idéntico al empleado por los de Abelardo, propondrá un partido igualado. Cuando esta temporada se ha celebrado un encuentro en El Alcoraz, los detalles decisivos casi siempre han caído a favor de los dirigidos por Ziganda, pues han cosechado 5 victorias, 2 empates y una única derrota en la primera semana de campeonato frente al Cartagena. De estos notables números como locales ha tenido un gran porcentaje de culpa la solidez defensiva y la eficacia ofensiva mostrada por los oscenses, dejando su portería a cero en la mitad de los choques totales disputados hasta la fecha en el torneo doméstico.

Salida de balón en rombo con banda derecha como lado fuerte ofensivo

A la hora de sacar el balón desde atrás de forma combinada, y frente a estructuras rivales que presionan con dos puntas, el Huesca utiliza en muchas ocasiones la disposición en la que forman un rombo. El mediocentro Hashimoto se incrusta entre centrales y unos pocos metros por detrás de estos, mientras que el ex rojiblanco Cristian Salvador es el jugador que más altura coge de los cuatro. Después de varias circulaciones de balón entre los integrantes de la primera línea, la premisa de los oscenses es crear las condiciones idóneas para que uno de los centrales exteriores tenga tiempo y espacio para avanzar en conducción. Sobre todo, buscan que esta acción, la cual avisa del aceleramiento de la jugada, se produzca por el perfil derecho con Blasco. El ex de la Real Sociedad B seguramente es el central más valiente y capacitado para conducir, fijar a rivales y liberar a compañeros. El Sporting entorpecería a los locales orientándolos con su presión hacia el costado izquierdo, y si se deja ventaja que sea para Pulido o en su defecto el hombre más centralizado de los tres.

En fase de construcción el Huesca se proyecta mucho con los jugadores de banda. Si los aragoneses logran su cometido de progresar con el central derecho Blasco, éste, salvo oportunidad lejana ventajosa, primeramente priorizará la conducción antes que un pase profundo o largo. Dependiendo cómo se mueva la estructura rival, el central elegirá una de las diferentes posibilidades que le surgen en el abanico. El foco ofensivo principalmente lo ponen en encontrar al extremo Gerard Valentín en un contexto donde pueda encarar la portería rival o la línea de fondo.