Redacción

Cada día a las ocho desde que comenzó el confinamiento, hace más de 45 días, un pequeños de 5 años de Peñaullán, un pueblecito de Pravia, decidió que saldría disfrazado de sus verdaderos ídolos: los profesionales que están en primera línea en la lucha contra el coronavirus. Así, cada día este niño aparece en su ventana a aplaudir vestido de bombero, policía, panadero, repartidor o médico, entre otros. Lo que comenzó siendo ponerse disfraces que tenía en el armario, para este pequeño praviano se ha convertido en un trabajo de creación: con los materiales que tienen por casa fabrican los nuevos trajes. Los vecinos se animan con el pequeño y disfrutan, tras los aplausos, de un rato de música. «Es una situación difícil que se hace más bonita desde los ojos de un niño», cuenta la madre.

Comentarios

Los disfraces de la cuarentena: un praviano de 5 años se viste de los profesionales a los que agradece el aplauso