La hija ilegítima del rey Alberto II, Delphine Boël, recibe el título de princesa de Bélgica

Sus hijos, Josephine y Oscar, también se convierten por extensión en princesa y príncipe


Siete años después de presentar su primera demanda de paternidad al rey emérito Alberto II de Bélgica, la artista Delphine Boël ha sido designada oficialmente como princesa de este país tras una decisión del tribunal de Bruselas que examinaba la petición de reconocimiento de la paternidad del monarca.

Nacida de una relación extramarital del rey emérito Alberto II de Bélgica, Delphine cambiará ahora su apellido y tomará el de su padre, de Sajonia-Coburgo-Gotha, según ha informado la radiotelevisión pública belga RTBF. Asimismo, sus hijos, Josephine y Oscar, también se convierten por extensión en princesa y príncipe de Bélgica y se les nombrará con la fórmula «su alteza real».

La existencia de Boël, de 52 años, salió a la luz en 1999 como consecuencia de la publicación de una biografía no autorizada de la reina Paola. El Tribunal de Apelación de Bruselas ordenó en mayo del 2019 al antiguo monarca, de 86 años, que se realizase una prueba de ADN para comparar la información genética con la de su presunta hija. Finalmente, el rey confirmó el pasado 27 de enero que los resultados del test de al que se sometió mostraban que es su padre biológico.

Según los informes, la madre de Delphine, la baronesa Sybille de Selys Longchamps, una aristócrata belga, tuvo un romance durante 18 años con el rey, y su hija comenzó los procedimientos judiciales en el 2013, el mismo año en que se retiró por razones de salud a favor de su hijo, el rey Felipe. Delphine también tendrá derecho a parte de la herencia de su padre.

OTRO TÍTULO

Tamara Falcó. La hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó ha solicitado oficialmente el título de Marquesa de Griñón, cumpliendo de esta forma la voluntad de su padre que lo dejó escrito en en su testamento.

Comentarios

La hija ilegítima del rey Alberto II, Delphine Boël, recibe el título de princesa de Bélgica