Poniendo «verde» al atún claro

Las empresas atuneras han emprendido un viaje hacia la sostenibilidad, una ruta que abrió Calvo en el 2012 al incorporar observadores en sus barcos