Acoso a un oso.

Acoso turístico a un oso en el Alto Sil leonés

El plantígrado, perseguido por un numeroso grupo de personas, llega incluso a cruzar una carretera, en la frontera con Somiedo. Geotrupes denuncia los hechos y los califica de auténticos «botellones oseros»