Montilla: «Soy catalanista y español»

La situación es límite y lo que se juega en las elecciones del 28 de noviembre es saber si la supremacía la tienen los que quieren desenchufar Cataluña de España